Rubén Darío Franco Socorro.... (por Alexis Blanco)

Rubén Darío Franco Socorro…. (por Alexis Blanco)

Rubén Darío Franco Socorro. Foto: Cortesía

RUBÉN DARÍO FRANCO SOCORRO….Siento que los corrientazos del trigémino se multiplican en mi corazón. No para la mortandad de gente bonita, noble y buena…

Ahora le tocó a mi hermano Rubén, maestro en el oficio de reconocer y atender el talento. Me encantaba escucharle contar historias sobre las aventuras estéticas que transcurrieron en el famoso El Galpón de Las Laras, donde el arte transcurría entre iluminados y meretrices.

Eso es ahí donde ahora está PDVSA La Estancia y donde, por ejemplo, Rodolfo Santana montó El Gran Circo del Sur o Víctor Fuenmayor fundó su Taller de Expresión Primitiva.

Episodios que siempre mantuvieron tras bastidores al noble Rubén Darío, quien estuvo pendiente de mis necesidades artísticas cuando participé como actor en Vazimba o Alí Oración Irreverente…Esos detalles que van desde agua nunca fría y café, toalla y jabón en los camerinos, así como todos los detalles pequeños que hacen grande cualquier producción. Oficio des continuado y mucho más con la ausencia de Rubén Darío…

Anoche me enteré cuando leí la nota de Johny Romero…La estafa constante a la que nos somete Movistar impidió que redactara esta nota cuando aún no sabía cómo llorar a un hermano, cómplice perfecto, en muchas de mis aventuras escénicas…Esta mañana lo he intentado de nuevo, respondiendo a Olga Bravo sobre su desconcierto…

Estoy hecho un enjambre de corrientazos neurálgicos. Cómo duelen todas estas putas muertes. La de Julio Portillo, la de Eddy Ramírez, coño ya van siendo tantas y sin tregua… No, maestra Olga… Rubén fue en mi época el mejor y más constante productor de eventos artísticos y culturales que jamás volvió a tener la ciudad. Toda la obra de Juan Belmonte, por ejemplo, estuvo sustentada en el trabajo institucional de Rubén, quien también apoyaba a Perry Llanos para que Maracaibo disfrutara de eventos como El Teatro Negro de Praga o Facundo Cabral (de Rubén es la legendaria foto del trovador hablándome acerca de, oh sorpresa, la puta Parca), entre muchos otros…

Cuando estuve en El Nogal me llevó una joya: la colección completa de la revista Leoplan, finísima y culta, porque estaba convencido que yo aprovecharía al máximo esas joyeras.

Fue la penúltima vez que lo vi en vida. La última fue en ese megamercado de la 72 con la diez, enmascarados y súper protegidos ambos y, sin embargo, nos reconocimos a media cuadra. Era un tipo muy dulce y culto, enamorado de sus hijos y nietos, siempre pensando en crear eventos para la gente noble y buena…

Creo que ampliaré estos apuntes aunque en verdad me siento tan perplejo como devastado. Vos fuisteis al 10A a avisarme que había muerto Blas…Mad o menos así me siento ahorita. Oraciones, memoria y silencio…

Descansa en paz, hermano Bienamado…

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Alexis Blanco

Noticia al Día