Miranda mantiene estricto control en despacho de combustible

Miranda mantiene estricto control en despacho de combustible y hace multiplicar la gasolina

En el municipio Miranda del estado Zulia prevalece un estricto control en el despacho de combustible y a juicio de algunos pobladores de la zona, aunque el hidrocarburo que llega no es suficiente, quienes están a cargo de manejar las estaciones de servicio, parecen tener una varita mágica y multiplicar los litros de combustible.

NAD hizo un recorrido por diferentes estaciones de servicio de Maracaibo y la COL para realizar una especie de Top Ten de los municipios que operan de la forma más eficaz y transparente el suministro de ese carburante, pero la tarea fue difícil, pues en la mayoría existen quejas de los usuarios por diversas irregularidades que se cometen a la hora de dar una “gota” de gasolina.

Pero en Miranda notamos que las bombas, como se le dice, están distantes de ese entramado de corrupción y marañas que se observan en otros sitios. Ya en meses anteriores estuvimos realizando algunos trabajos periodísticos en esa región y nos tropezamos con un hombre con mano de hierro y corazón de seda. Era el encargado de controlar todo el suministro de hidrocarburo en esa área de la COL y descubrimos que aún permanece allí, dándole látigo a los malos y bendiciones a los buenos.

Se trata de Edgar Sandrea, director de la alcaldía de Miranda. No se equivocó el alcalde Tiberio Bermúdez al darle tan difícil responsabilidad. Se armó de un equipo multidisciplinario para esa tarea apoyado por la Cuarta Compañía de la Guardia Nacional Bolivariana. Nada de manos escurridizas para sacarle provecho a la necesidad de quienes quieren llenar el tanque de sus vehículos, Como en todo, uno que otro favor en casos especiales, pero hasta allí.

Diez minutos parado cerca del portón principal de la estación de servicio Los Haticos, una de las cinco que tiene esa entidad, bastó para marcar la diferencia con respecto a otras estaciones. Nada de desorden ni desbarajuste. Un  extraño silencio como si cada quien tuviera un apuntador en el oído para escuchar lo que debe hacer. La bulla le cede el paso a la gesticulación. Unas manos alzadas envían códigos. Los choferes en sus autos y motos las codifican en el acto. Esa es la rutina. Se extrañan las maldiciones. Las mentadas de madre. Pareciera que quien no surte, al menos se va lleno de esperanza que lo hará al siguiente día o cuando llegue nuevamente el combustible.

Sin duda que el pueblo necesita a personas como están. Que no saquen provecho de la dificultad. Que respeten la necesidad de la gente. Esos mismos están ahorita en Miranda atendiendo esta emergencia y en la primera línea de batalla su comandante Edgar Sandrea.

Lástima que no tenga cerca en Maracaibo una estación servicio con esa calidad humana, lejos de tantas anormalidades. Pero me complace que los pescadores, comerciantes, agricultores, personal de salud y pueblo en general de Miranda, cuenten con esos soldados de la patria y seguro que Dios y la historia los premiara.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Mervin Fuenmayor/Noticia al Día