Hoy, 22 de enero, se cumplen 34 años del suicidio que consternó a EE.UU y al mundo

Hoy, 22 de enero, se cumplen 34 años del suicidio que consternó a EE.UU y al mundo

Foto referencial

Robert «Budd» Dwyer (St. Charles, Misuri, 21 de noviembre de 1939-Harrisburg, 22 de enero de 1987), más conocido como R. Budd Dwyer, fue un político estadounidense que ocupó varios cargos importantes en el Estado de Pensilvania. Fue miembro del congreso, senador y tesorero del Estado.  Dwyer, es conocido principalmente por haberse suicidado mientras ofrecía una rueda de prensa, esta última siendo  televisada en vivo.

Los conflictos que motivaron a Dwyer a quitarse la vida inician diez años después de que el político empezara su carrera,  cuando este es acusado de aceptar un soborno de 300 mil dolares. Esto, se habría realizado con la intención de beneficiar a empresarios amigos en la concesión de contratos públicos.  A Dwyer, también se le culpó de fraude postal, asociación ilícita y crimen organizado.

Por estos delitos, las autoridades le ofrecieron al también tesorero del Estado cinco años de prisión. A cambio, debía reconocer la culpabilidad de sus cargos, lo cual nunca aceptó. 55 años fueron agregados a la condena más adelante, sumándole también una multa de 300 mil dólares. A raíz de todas las acusaciones a su favor, Dwyer se vio atrapado.

Es así como un día antes de su condena, el 22 de enero de 1987, Budd decide ofrecer una rueda de prensa en vivo. A este punto, todos pensaban que Dwyer admitiría su culpabilidad, o que al menos renunciaría a sus cargos. Para sorpresa de todos, esto no fue así.

Luego de contar con la presencia de todos los medios de comunicación, procedió a reafirmar su inocencia, al mismo tiempo que acotó su indignación ante la persecución que le habían aplicado. Consecutivamente, procedió a sacar cuatro sobres del bolso que llevaba. De los tres primeros, uno era una carta de despedida para su esposa, el segundo una carta para el gobernador de Pensilvania y el tercero una carnet de donante de órganos.

Los presentes jamás se imaginaron lo que iba a suceder después. En el interior de  la cuarta y última carta se encontraba un arma de fuego modelo Magnum 357. Los intentos de las personas en el lugar por evitar lo que estaba a punto de pasar fueron en vano. Fue así que Budd Dwyer introdujo la letal arma en su boca para luego accionarla, causando que muriera de forma instantánea.

Lo que hizo Dwyer para evitar ser encarcelado sigue siendo recordado con asombro por el mundo. Años después, su nombre intentó ser limpiado con la creación del polémico documental titulado «Honest Man: Life of R. Budd Dwyer» (Hombre honesto: la vida de R. Budd Dwyer), donde se planteaban dudas sobre el proceso y juicio al político republicano.

Yulied Sulbarán/Pasante

Noticia al Día