Entre estrellas,estrellatos y estrellados (Por Javier Sánchez)

Entre estrellas,estrellatos y estrellados (Por Javier Sánchez)

Muchos rostros conocidos de la meca del séptimo arte en su camino a la fama siendo estrellas de Hollywood siempre han sido protagonistas de hechos que han movido la opinión pública, unos con malas decisiones que dejan con la boca abierta a sus seguidores que los ven caer del estrellato, y otros que aún lucen sus ofrendas y que siguen siendo famosos, millonarios, pero como cualquier otros artistas con múltiples problemas familiares y laborales, después se estrellan y ocupan las principales páginas de los diarios.

Algo parecido sucede con muchos políticos venezolanos que buscan brillar cual lucero de media noche a costa de lo que sea y a cualquier precio llegan hasta vender su alma al diablo con tal de ocupar una silla, un curul o escalar un escaño, sobretodo en estos tiempos en que el país se mueve con dos Presidentes de la Republica, dos Parlamentos (ANC y AN) una cantidad de diputados que apoyan al régimen, los que estan en la oposición y otros que saltan la talanquera y se mueven entre dos aguas buscando sobrevivir en medio de traiciones, maltratos, fraudes y desprecio público mientras el país, con múltiples necesidades que afectan a más de un 80 % de la población se estrella cada día más hacia un abismo.

Algunos con suerte han tenido un final feliz con reconciliación incluida, como le ocurre a muchos artistas cuando se acercan a su ocaso y han abandonado el país con sus maletas repletas de dólares,pero hay políticos que prefieren mantenerse en el poder a toda costa en estos momentos en que el partido del gobierno ofrece «espacios» a opositores como líderes parlamentarios y desde ahí ven si los dejan pasar a ser candidatos a futuras elecciones para llegar a ser gobernadores, alcaldes, concejales o si pueden repetir como diputados con ansias de poder.

Visto los resultados, según ellos, de las pasadas elecciones parlamentarias, Maduro tiene clara su apuesta por las urnas para legitimarse y le ha puesto fecha a las venideras elecciones de gobernaciones y municipales tratando de conseguir la participación de una oposición descolocada y enfrentada pero a su vez, también le mete el ojo al chavismo duro, aquel que no le hace mucho el juego y que tiene también sus candidatos que lanza a la contienda , por cierto, con muchas posibilidades de que se estrellen como en otras oportunidades.

Ya se están moviendo los «peones» para esa jugarreta política y a los que desean repetir en su cargo como se ha asomado por ahí, el caso del gobernador Omar Prieto en el Zulia, el madurismo lo está poniendo en un pedestal y le ofrece estrellas para la bandera nacional en nombre del Zulia, villas y castillos para luego sacarle la silla y decirle que ya tiene a su ex ministro que será candidato a esa gobernación y le ofrece un «puesto» a nivel central con la buena pro del cogollo del PSUV como premio de consolación.

Se habla de otros funcionarios de rango similares que están en iguales circunstancias que no quieren adelantarse a dar a conocer sus aspiraciones para no estrellarse y prefieren hasta ahora mantenerse bajo perfil alumbrandose con la luz de la luna o una lluvia de luceros que le ofrece el gobierno central, pero saben que están en la mira porque les envían funcionarios de alto poder cerca de sus despachos para tenerlos «amarrados» a la pata de la mesa hasta que se acerquen los cómicos y colocarlos en sustitución para posteriormente asomarlos cómo candidatos.

Ahí está Henry Falcón el militar retirado que ha bailado en las arenas del chavismo y de la oposición y en las últimas elecciones del parlamento oficial que hizo el gobierno, se postuló a diputado y quedó por fuera porque no tuvo el respaldo popular, ni del partido del gobierno ni de la oposición y ahora es uno de los primeros en anunciar su aspiración como candidato a gobernador.¿Se estrellara nuevamente?. Analistas políticos dicen que son ganas de seguir perdiendo.

Recordemos aquel viejo refrán que .dice: «unos nacen con estrellas y otros nacen estrellados».

 

Javier Sánchez