En 1897 Manuel Trujillo Durán exhibe en el Teatro Baralt las primeras películas venezolanas

En 1897 Manuel Trujillo Durán exhibe en el Teatro Baralt las primeras películas venezolanas

Foto: Cortesía

El 28 de enero de 1897, en el teatro Baralt de Maracaibo, se exhiben las películas Muchachas bañándose en la laguna de Maracaibo y Especialista sacando muelas en el Gran Hotel Europa, realizadas por el periodista y fotógrafo Manuel Trujillo Durán.

La función se inició con la puesta en escena de la ópera La Favorita, de Donizetti y las películas Los Campos Elíseos y La llegada de un tren, realizadas por los hermanos Lumière y proyectadas en el Gran Café de París el 28 de diciembre de 1895.

Por primera vez, se apreciaban dos producciones hechas en territorio nacional, hecho que se recuerda con la conmemoración del Día del Cine Venezolano.

El Cine Nacional y su historia

 

En su primer momento, el cine venezolano se realizaba bajo los parámetros del documentalismo, sin sonido y bajo el formato de cortometrajes. A lo largo de los años, los cineastas buscaban nuevas formas de hacer cine, hasta que, en el año 1916, se estrena la primera película ficción Las Damas de las Cayenas, basada en la novela “La Dama de las Camelias”, de Alejandro Dumas hijo. Esta película fue dirigida por Enrique Zimmerman, bajo el guión de Lucas Marcano.

En 1927, se crearon los Laboratorios Nacionales, del Ministerio de Obras Públicas, en Maracay, y Amábilis Cordero, fotógrafo y poeta venezolano, inauguró en Barquisimeto los Estudios Cinematográficos de Lara en 1928, cuando comienza a rodar Los Milagros de la Divina Pastora.

A partir de la década de 1930, aparece el sonido en los cortometrajes, un suceso que rompió esquemas. Este formato puede apreciarse en La Venus de Nácar (1932), de Efraín Gómez, primera producción de ese tipo hecha en Venezuela, y El cuerpo del delito (1930), la primera película con sonido incorporado de la Paramount, en doble versión español-inglés.

En 1943, nace Bolívar Films, compañía que apuntaba a la producción de cine comercial, lo que incluía la importación de equipos de alta gama y la inclusión de talentos extranjeros. Cinco años antes, Rómulo Gallegos creó los Estudios Ávila.

En 1951, Bolívar Films produce La balandra Isabel llegó esta tarde, una película en blanco y negro de Carlos Hugo Christensen que logró un gran éxito de taquilla y, además, obtuvo el premio a la mejor fotografía en el Festival de Cannes.

La misma empresa realiza en esa década un importante número de películas, entre las que destacan: El demonio es un ángel, cuyo cartel se puede disfrutar desde la Biblioteca Digital de Venezuela “César Rengifo”, Yo quiero una mujer así, Seis meses de vida, Venezuela también canta, Territorio Verde y Luz en el páramo.

En 1959, la cinta Araya, de Margot Benacerraf, obtuvo el Premio de la Crítica en el Festival de Cannes. En 1966, Benacerraf fue nombrada como directora de la Cinemateca Nacional de Venezuela.

En 1965 se estrena EFPEUM (Estructura Funcional para Encontrarse Uno Mismo), de Mauricio Odremán Nieto. Es catalogada como la primera película de ciencia ficción venezolana.

Las décadas de 1970 y 1980 son consideradas como la época de oro para el cine venezolano, ya que hubo un cine exitoso desde el punto de la taquilla y de la crítica. El cine venezolano llegó a ganarle en cantidades de espectadores a obras cinematográficas hollywoodenses, con producciones como Cuando quiero llorar no lloro, dirigida por Mauricio Walerstein (1973), Soy un delincuente, de Clemente De La Cerda (1976); El pez que fuma (1977), de Román Chalbaud, entre otras.

Durante 1980 y 1990 comienza a surgir una generación de cineastas, como Luis Alberto Lamata, Carlos Azpúrua, Diego Rísquez, que desarrollaron su carrera en un periodo signado por diversos hechos que afectaron a la industria cinematográfica venezolana, como el llamado Viernes Negro y el Caracazo.

A partir de 2003, se estrena el cine digital con Yotama se va Volando, de Luis Armando Roche y el mexicano Rodolfo Espino, y en 2005 con una nueva reforma en la Ley de Cine, y la creación del Fondo de Promoción de Financiamiento del Cine, esta área del mundo audiovisual no ha parado de crecer.

Gran parte de esta historia puede apreciarse en el Archivo Audiovisual de Venezuela, uno de los lugares del país con el mayor acervo en las áreas de cartografía y obras planas, cine y video, fotografía, música y sonido.

En estas colecciones pueden consultarse recursos documentales sobre la historia de nuestro cine, desde carteles, bandas sonoras y producciones audiovisuales en distintos formatos.

Además, cuenta con el proyecto “Memorias del Tiempo”, con entrevistas a personalidades del mundo cultural, incluyendo a directores de cine como Román Chalbaud o Luis Alberto Lamata. Estas entrevistas están disponibles en el canal YouTube de la Biblioteca Nacional.

Por último, en el Archivo Audiovisual de Venezuela cuenta con una importante colección de cine venezolano e internacional que incluye desde las primeras obras de Amábilis Cordero. Asimismo, se pueden encontrar con todas las grabaciones de los programas de televisión y todas las grabaciones de Bolívar Films en los formatos de 8, 16 y 35 milímetros.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día / Ministerio de Cultura