Cuándo preocuparse por el flujo vaginal

Cuándo preocuparse por el flujo vaginal

El flujo vaginal se identifica por ser transparente, sin olor y ligero, por tanto cuando se observa una secreción contraria a lo acostumbrado, por ejemplo, densa, con un olor y color distinto, puede ser una señal de algo, aunque no siempre el color determina una afección o enfermedad, pero podría ser una causa.

Por su parte, la secreción vaginal, no es motivo de preocupación pero hay ciertos momentos que pueden revelar un problema, puesto que la mujer puede presentar diferentes síntomas, cómo: sensación de picor, ardor, olor desagradable, dolor pélvico, dolor al orinar, sangrado, además de una consistencia y textura distinta a lo habitual.  

Por esta razón, si padece algunas de las molestias mencionadas, es importante preocuparse por el flujo vaginal y es esencial evaluarse con un especialista, debido que  puede ser indicio de una infección.

 

Ylarit González/Pasante