¿Cómo hacer que tu espacio de trabajo sea mejor para tu espalda?

¿Cómo hacer que tu espacio de trabajo en casa sea mejor para tu espalda?

silla

Agencias

 

Si trabajas desde casa en medio de la pandemia de COVID-19, es posible que descubras que tu oficina improvisada es un dolor de cabeza (o de espalda). Muchas personas no tienen sillas de oficina adecuadas y trabajar durante períodos prolongados en la encimera de la cocina o encorvado sobre una mesa de café no es bueno para su cuerpo ni para su salud en general.

 

Debes ser más consciente de tu postura y tu rutina, para poder combatir el estrés y la tensión que pueden surgir al trabajar en una posición comprometida. Afortunadamente, existen formas baratas y creativas de modificar tu postura para hacerla más ergonómica.

 

Lee y aprende cómo mantenerte cómodo y evitar el dolor de espalda mientras trabajas de forma remota.

 

Elige una silla profesional

Lo mejor que puedes hacer es invertir en la silla de escritorio adecuada para tu postura a la hora de trabajar. Puedes buscar una con características ajustables, como la altura del asiento, el respaldo, los reposabrazos y el soporte lumbar. Una silla con ruedas te permitirá alejarte una distancia adecuada de tu computadora. Los médicos recomiendan cerrar el puño y sentarse a un brazo de distancia de la pantalla.

 

Cambia tu postura a menudo

Es crucial que varíes tu postura a lo largo del día, porque sentarse en la misma posición o silla todo el día puede provocar dolor de espalda, cuello y hombros. Por ejemplo, puedes comenzar tu día en la mesa de la oficina o escritorio, luego pasar a una posición de pie o sentarte un rato en tu suave sofá. Es mejor alternar cada hora según los médicos.

 

Pon una almohada en tu asiento

Colocar una almohada delgada debajo de tu asiento puede ser de gran ayuda para hacer que una silla común sea mucho más cómoda. Si no tienes una almohada, también puedes doblar una toalla mullida para obtener el mismo efecto. Colocar una toalla suave sobre el respaldo de tu silla también es una pequeña cosa que puede hacer que tu silla se sienta más cómoda.

 

Agrega una toalla enrollada para soporte lumbar

Si eres alguien que lucha con el dolor lumbar, se ha demostrado que las almohadas de soporte lumbar que descansan en la parte posterior de la pelvis aumentan la comodidad mientras se está sentado. No es necesario comprar una almohada elegante para lograr este efecto; los médicos recomiendan enrollar una toalla y colocarla entre tu silla y la espalda baja.

 

Levanta tus pies

Apoyar los pies en una superficie elevada o estirar las piernas durante mucho tiempo aumenta la circulación y puede sentirse muy bien.

 

Idealmente, tus caderas y muslos deben formar ángulos de 90 grados cuando te sientas en tu silla, pero puedes mover los pies hacia adelante y hacia atrás para hacer ejercicio. Si tienes la suerte de tener una silla reclinable, eso también te daría un buen apoyo para tus piernas.

 

Eleva tu computadora portátil

Las computadoras portátiles nunca serán ergonómicamente buenas, porque el monitor estará demasiado bajo o el teclado estará demasiado alto.

 

Idealmente, la parte superior de tu monitor debe estar justo por debajo del nivel de los ojos, para que no tengas que forzar el cuello para leer. Si está trabajando en una tarea de lectura intensiva, apoya tu computadora portátil sobre objetos (como una pila de libros o cajas de zapatos) para que esté al nivel de los ojos. Luego, cuando necesites escribir, puedes bajarlo a un nivel que te permita doblar los brazos en ángulos de 90 grados.

 

Toma descansos

La mayoría de las personas se toman descansos para caminar cuando están en la oficina, sin embargo cuando están en casa tienen una tendencia a estar más concentrados, por lo que es posible que lo olvides.

 

Programa un temporizador para que suene cada 30 minutos para tomar un descanso de tres a cinco minutos. Levántate y camina, o haz algunos estiramientos rápidos en tu escritorio.

 

Agregar ejercicio regular, incluso si es una actividad de bajo nivel, es realmente importante para mantener tu cuerpo saludable y evitar el dolor de espalda.

 

Suma mobiliarios de oficina para casa

  • Escritorio de pie ajustable: ¿imaginas subir o bajar la altura de tu escritorio con solo presionar una palanca sin tener que reajustar tus monitores, computadora portátil, teclado, mouse u otro equipo? Estos escritorios lo hacen posible.
  • Reposamuñecas: el estrés repetitivo en la muñeca puede provocar dolor e inflamación que dificultan el trabajo con comodidad. Afortunadamente, las muñequeras son una forma económica de evitar ese estrés todos los días.
  • Brazo del monitor: poder ajustar fácilmente la altura y posición de tu monitor puede mejorar mucho tu comodidad. Prueba un brazo de monitor para obtener la posición perfecta.

 

Pon a prueba estos consejos para comprobar por ti mismo cómo mejora tu postura y tu dolor de espalda. El momento, ¡es ahora!

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Nota de Prensa