¿Cómo es la secreción vaginal normal?

Cómo es la secreción vaginal normal

La secreción vaginal engloba cualquier fluido no menstrual que surge de la vagina, tal cómo, el flujo de excitación, lubricación y el líquido cervical que es uno de los componentes primordiales, derivado de las células del cuello uterino, este cambia a lo largo del período, de seco a húmedo, de cremoso a aceitoso, de elástico a pegajoso.

Es decir, el flujo vaginal hace referencia a secreciones naturales de la vagina. En efecto la mucosidad puede ser normal o anómala, como muestra, la secreción normal, es clara, puede ser espesa o ligera, por lo común no tiene olor, es de color blanquecino o cristalino.

Por su parte una secreción anómala consiste en un fluido más denso y viscoso de lo habitual, posee un aspecto dañino, tiene un color verdoso, grisáceo u amarillento, huele mal y va acompañado de ardor y dolor.

Por tanto, el fluido es normal, principalmente, en edades de procrear, asimismo, la cantidad de flujo vaginal, varía de una mujer a otra, durante el ciclo menstrual, según los niveles hormonales del cuerpo, pero suele ser normal y saludable.

Por otro lado, la secreción vaginal inicia después del primer periodo menstrual y posee distintas funciones, naturalmente, conserva la vagina limpia, aporta lubricación durante las relaciones sexuales y ayuda a evitar infecciones.

Cabe destacar que la secreción puede cambiar debido a la actividad sexual, el uso de anticonceptivos, el embarazo, cambios hormonales, entre otros aspectos. Sin embargo, cuando el flujo vaginal cambia de olor, consistencia, color, aumenta o disminuye de modo significativo, puede ser el principio de un problema, tal como una infección.

 

Ylarit González/Pasante

Noticia al Día