WOLA recomienda a Biden flexibilizar las sanciones para promover una salida a la crisis de Venezuela

WOLA recomienda a Biden flexibilizar las sanciones para promover una salida a la crisis de Venezuela

Foto: Agencias

El director para Venezuela de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA), Geoff Ramsey, y el investigador principal David Smilde, estiman que cuando el presidente Joe Biden asuma el 20 de enero tendrá entre los desafíos de su política exterior el caso venezolano.

En un documento presentado recientemente plantean la necesidad de que Biden revise las sanciones de Venezuela y las acusaciones relacionadas. 

En este contexto, la organización evalúa las principales fallas de la administración Trump y analizan las acciones concretas que la administración de Biden puede emprender para mejorar las perspectivas de una solución pacífica y democrática a la crisis que vive el país.

Con respecto a Venezuela corresponde aprender de los fracasos y aprovechar las oportunidades.

“La crisis de Venezuela se profundiza día a día. En lugar de hacer ilusiones o promesas de algún tipo de solución mágica, la próxima administración estadounidense deberá presentar una estrategia realista de cómo lograr avances hacia la restauración de la democracia en el país. Para que esto suceda, será fundamental que el presidente electo se comprometa con un enfoque multilateral que fortalezca la coordinación con Europa y América Latina, y que enfatice la necesidad de perseguir intereses mutuos con Rusia y China”, dijo Geoff Ramsey, coautor del informe que presenta WOLA.

Entre los errores que le atribuyen a la administración Trump hacia Venezuela incluyen: “abandonar el multilateralismo y buscar la primacía de Estados Unidos para enfrentar a Maduro, una estrategia de presión mal calculada y demasiado amplia, y la falta de participación con las partes interesadas internacionales y nacionales relevantes. En combinación entre sí y con factores externos, estos pasos en falso han frenado la búsqueda de una solución pacífica y democrática a la crisis”.

“Si bien las condiciones continúan deteriorándose para el venezolano promedio, la crisis política se está convirtiendo en un punto muerto catastrófico”, apuntan.

 

Recomendaciones para la política hacia Venezuela

 

En su memorando, Ramsey y Smilde ofrecen una serie de recomendaciones políticas concretas para la próxima administración.

-Trabajar con socios europeos y latinoamericanos para convocar una cumbre internacional de partes interesadas, incluidos aliados del presidente Maduro como China, Cuba y Rusia.

-Desarrollar una nueva estrategia diplomática para mejorar la comunicación con rivales como China y Rusia, con el objetivo de explorar áreas de interés mutuo en Venezuela.

-Instruir a los altos funcionarios de política del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado para que se coordinen estrechamente con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega a fin de restablecer negociaciones creíbles.

-Apoyar el progreso hacia acuerdos parciales iniciales como una forma de construir el capital social necesario para avanzar hacia una solución política integral.

-Afirmar de forma clara e inequívoca que el gobierno de Estados Unidos no apoya la intervención militar y, en cambio, respalda la diplomacia multilateral que enfatiza la necesidad de elecciones libres y justas como única solución a la crisis.

-Convocar un grupo de trabajo interinstitucional para revisar las sanciones de Venezuela y las acusaciones relacionadas, con el objetivo de reformar la política de manera que alivie la crisis humanitaria y contribuya de manera más efectiva al retorno a la democracia.

-Instruir a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro para que restablezca de inmediato las exenciones humanitarias que permitan a Venezuela intercambiar petróleo crudo a cambio de diesel.

-Comprometerse con una respuesta humanitaria totalmente financiada dentro de Venezuela, al tiempo que impulse un mejor acceso para los actores humanitarios.

-Comprometerse a aumentar los fondos para la respuesta regional conjunta del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) a los venezolanos que huyen.

-Instruir inmediatamente al Departamento de Seguridad Nacional para que designe a Venezuela para el Estatus de Protección Temporal (TPS), un programa humanitario que permite a las personas elegibles vivir y trabajar en los Estados Unidos.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

F. Reyes

Noticia al Día