Un día como hoy España renunció a su soberanía sobre Cuba

Un día como hoy España firmó el Tratado de París y renunció a su soberanía sobre Cuba

Imagen: NatGeo

El Tratado de París, firmado el 10 de diciembre de 1898 en la capital francesa, dio por finalizada la guerra hispano-estadounidense. En él se establecía que España debía abandonar sus exigencias sobre Cuba, la cual declaró su independencia.

 

Filipinas fue oficialmente entregada a Estados Unidos a cambio de veinte millones de dólares y Guam, junto con Puerto Rico, se convirtieron también en propiedades estadounidenses.

Las necesidades de liquidez para paliar aquel duro revés económico hicieron que España tuviera que «vender» las islas Palaos, Las Carolinas y Las Marianas a Alemania.

Obligada por Estados Unidos a pagar la deuda nacional cubana, España intentó incluir numerosas enmiendas que no llegaron a buen puerto, y finalmente no tuvo más remedio que aceptar todas y cada una de las imposiciones estadounidenses puesto que era la potencia perdedora y también era consciente de que la superioridad armamentística estadounidense podría poner en peligro otras posesiones españolas en Europa y África.

El tratado se firmó sin representación de los territorios invadidos por Estados Unidos, lo que provocó un gran descontento entre la población de esas nuevas colonias, especialmente de Filipinas, que acabaría enfrentándose posteriormente contra el gigante estadounidense en una guerra que duraría tres años.

 

Una nueva etapa


De este modo, obligada a abandonar sus aspiraciones imperialistas, España se centró en sus muchas necesidades internas, que habían sido ignoradas por las autoridades españolas durante mucho tiempo. La guerra dio como resultado un renacimiento inesperado.

Las dos décadas que siguieron al final del conflicto serían testigo en España de rápidos avances en técnicas agrícolas, en la industria, así como en el transporte.

Como el historiador español Salvador de Madariaga escribió en su libro de 1958, España: Una historia moderna: «España sintió entonces que la era de las aventuras en el extranjero había terminado, y que en adelante su futuro estaba en casa. Sus ojos, que durante siglos habían vagado hasta los confines del mundo, finalmente se volvieron hacia su propia casa».

 

 

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

National Geographic