Que canalla fuiste, Tobías

Que canalla fuiste, Tobías

 

Tras permanecer cinco días internada en grave estado, Belen San Román, la oficial de policía que se disparó en la cabeza luego de que su expareja publicara un video íntimo, murió este viernes en el Hospital Municipal San Luis, de la localidad de Bragado.

Todo comenzó cuando la expareja de la víctima, identificado como Tobías Villarruel -quien actualmente se encuentra detenido- publicó un video en las redes sociales que violaba su intimidad. Como consecuencia, en la Policía le abrieron un sumario administrativo.

Sobrepasada por la situación, la joven se disparó con su arma reglamentaria. Sin embargo fue socorrida por sus compañeros del Comando de Prevención Rural (CRP),  quienes inmediatamente la trasladaron al hospital donde fue operada.

 

Luego de la viralización del video, la Policía le abrió un sumario interno

 

Luego del trágico hecho, en diálogo con La Nación, familiares de la joven explicaron que “sufría por la viralización de fotos y videos donde se la veía en situaciones íntimas”, así como también por el posterior sumario administrativo que inició la Policía.

“Que la muerte de Belén y otras Belén no sean impunes. Que la celeridad prime por sobre lo conveniente, la violencia machista en distintas modalidades mata“, escribió Jorge San Ramón, el padre de la joven en Facebook.

Vecinos de Bragado marcharon el sábado en reclamo de justicia por Belén y exigieron que se apruebe el proyecto de ley contra la “pornovenganza”, que en julio pasado consiguió media sanción en el Senado.

Radio Mitre