Mató a la señora que le alquiló el apartamento y la partió en dos por una filtración de agua

Mató a la señora que le alquiló el apartamento y la partió en dos por una filtración de agua

 

 

Las autoridades develaron un macabro crimen cometido en una vivienda del barrio los Quindos, de la ciudad de Armenia, donde una mujer asesinó a su arrendataria, luego partió el cadáver en dos para posteriormente solicitarle a un desconocido que la sepultara, todo por una riña generada a raíz de un problema de humedad.

Primeras versiones indican que la inquilina, quien llevaba viviendo en el primer piso de la casa de la víctima alrededor de dos semana, tuvo un par de discusiones con la dueña del hogar por causa de una filtración de agua.

Luego la inquilina quería mandar a instalar el servicio de televisión por cable, pero la arrendataria se negó al advertir que la instalación podría agravar la filtración de agua y por ende empeoraría la humedad de la vivienda.

Éste habría sido el detonante para que las mujeres tuvieran un nuevo enfrentamiento, se fueran a la manos y en un empujón por parte de la inquilina de la casa, la dueña de la casa se habría golpeado contra el mesón de la cocina, perdió el conocimiento y falleció.

Al darse cuenta de lo sucedido, la arrendataria decidió llevar el cuerpo hasta el patio de la casa, donde tomó un machete y una roca y procedió a partir el cuerpo de la víctima en dos, para luego proceder a empacarlo en dos bolsas de basura.

“No sabía que hacer, iban a ser la 1:00 de la tarde pensé que iba a llegar mi hija del trabajo, comencé a pensar qué hacer con el cuerpo. Me dio miedo porque de pronto llegaba la Policía y se me ocurrió llevarla al patio de la casa. Cogí un machete y un martillo, luego empecé a partirla por la cintura y con el martillo golpeaba el machete en dos partes”, declaró ante la Fiscalía.

En un carrito de esos que se utilizan para hacer mercado, la asesina colocó las “dos chuspas” en las que guardó el cuerpo de Betty Vallejo de 58 años de edad. Una vez amarradas, acudió a buscar quién se hiciera cargo de enterrar el cadáver, con la excusa de que se trataba de los cuerpos de dos perros muertos y no tenía dinero para darles cristiana sepultura. Un hombre le cobró $ 50.000 pesos por ayudarla.

“El señor me propuso hacer dos huecos para enterrarlos cerca de su casa y que se los llevara a las 3 de la tarde. Nunca lo había visto y no lo volví a ver, me fui a casa, limpie con jabón y límpido, utilicé una toalla vieja con la que secaba a las perritas después del baño”, agregó Rosalba.

Tras el atroz homicidio, la inquilina alteró la escena del crimen: como el primer piso de la casa donde vivía Rosalba tenía conexión con el segundo, donde residía Betty, subió para tomar carteras y ollas, además del celular que había caído al piso tras el empujón, para empacarlos, desaparecerlos y hacer creer tanto a las hijas de la fallecida como a las autoridades que la mujer de 58 años simplemente había querido irse de la casa.

El 17 de septiembre, junto con su hija Maricela, Rosalba tomó la decisión de irse de la casa. “Como la familia de la señora Betty empezó a acosarnos mucho, decidí irme de la casa porque hasta mi hija empezó a decirme cosas y estaba molesta por la situación, me preguntaba que si yo sabía algo, le decía que no y tomé la decisión de irme al Valle del Cauca, luego a Armenia y posteriormente a Caldas”, declaró.

El Cuerpo de Betty fue hallado en un guadual, en un sitio conocido como La Carroñera, en el sur de Armenia, entre los barrios Los Naranjos y la Arcadia, según el medio El Quindiano, que ha documentado el caso.

La propia Rosalba fue quien le dio a ayudó a las autoridades a encontrar el cuerpo de Betty, con el fin de que se le judicializara a ella y no a su hija, pues, de acuerdo con la confesión a la Fiscalía, nunca estuvo enterada de los sucedido: “Lo que sucedió solo lo sabía yo, porque no lo había contado, hasta que no lo pude ocultar y están involucrando a mi hija que nada tiene que ver en el caso, además me arrepiento de lo que hice y deseo que la familia de doña Betty, pueda de alguna manera descansar hasta ver lo que le pasó”.

 

Radio Santa Fe