La Arreaga: mala vialidad, desbordamiento de aguas servidas e inseguridad

El rosario de penas de La Arreaga: mala vialidad, desbordamiento de aguas servidas e inseguridad

Foto: F. Reyes

Muchos sectores de Maracaibo dan cuenta de problemas similares, pero hoy nos referiremos al sector La Arreaga de la avenida Haticos, donde sus vecinos conocen muy de cerca el desamparo oficial.

Lo primero que podemos resaltar es la Cañada La Arreaga, un foco permanente de infecciones por la acumulación de basura, alimañas, aguas putrefactas que desembocan en el Lago de Maracaibo y en cuyos márgenes viven familias en total carencia de los más elementales servicios.

En el famoso puentecito sobre la cañada confluyen dos males, la contaminación ambiental y la delincuencia.

 

 

Cualquier persona que transite con frecuencia por el lugar sabe que debe elevar una plegaria y encomendarse a Dios, esperando no ser víctima de un atraco.

Si es en horas de la noche, la total oscuridad que caracteriza al sector – donde paradójicamente hay una planta de Corpoelec- crea el ambiente propicio.

Peatones y conductores sufren por igual: los antisociales no tienen preferencias al momento de arremeter contra sus víctimas.

 

Foto: F. Reyes

 

La mala vialidad es una constante a todo lo largo de la avenida Los Haticos. Los trabajos de rehabilitación vial iniciados en 2019 se han concentrado en las adyacencias del Terminal de Pasajeros y Hielo El Toro, mientras otros tramos esperan pronta atención.

Desde el barrio Danilo Anderson hasta la Plaza Las Banderas las malas condiciones de la calzada dificultan el tránsito de vehículos particulares y del transporte público.

Huecos, bocas de visita destapadas, botes de aguas servidas, tuberías de aguas blancas rotas convierten el trecho en una laguna que deteriora aún más la vía.

Refieren los vecinos que, justo al frente de la Estación de Servicio ubicada en la zona, hay una tubería rota que cada vez que llega el agua desperdicia miles de litros del vital líquido, que tanta falta hacen en los hogares.

 

Foto: Juan M. Vera

 

A pocos metros, dos tanquillas expulsan aguas servidas de manera permanente, sin que alguna cuadrilla se acerque a atender la problemática.

En las lluvias recientes el sector se convirtió en un lodazal que, tras varios días, fue retirado con maquinarias y colocado sobre las aceras y dejado allí.

Estos problemas no son nuevos y las autoridades están al tanto. Los habitantes del sector La Arreaga de la avenida Los Haticos siguen contando sus penas, como una letanía interminable, esperando ser rescatados del olvido.

 

Foto: F. Reyes

 

Foto: F. Reyes

 

 

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

F. Reyes
Noticia al Día