El pesebre: un pedazo de Belén sembrado en el corazón de las familias

El pesebre: un pedazo de Belén sembrado en el corazón de las familias

La tradición del Pesebre o Belenes, remonta al año 1223, cuando San Francisco de Asís, una de las grandes figuras de la espiritualidad en la historia cristiana,  inspirado en la necesidad de vivir el nacimiento de Jesús, hace el primer Belén o Pesebre que se ha registrado en la humanidad, y lo hace escenificado o viviente, y que disfrutó por primera vez en pueblo  italiano de Greccio.

De esta iniciativa de San Francisco,  ha surgido esta tradición que se ha convertido en el centro de la decoración navideña de casi todos los hogares del mundo, y es que la navidad, es celebrar el nacimiento del Niño Jesús, de Dios hecho hombre.

Un pesebre en San Francisco… con realismo

Y son muchos los nacimientos, pesebres o belenes de los que podemos hablar y detallar, pero destacaremos uno en especial, el de la familia Finol León, en el sector San Benito del municipio San Francisco, que tiene más de 25  años como el centro de atención de la celebración navideña de esta familia y sector, por la curiosidad y tecnología con la que es elaborado.

Con 1.5 metros de ancho por 3 metros de largo, con una estructura fija, este pesebre elaborado por el joven Eiber Finol, en el que  muestra varias escenas relacionadas con el nacimiento del pequeño Dios.

Lo más novedoso de este pesebre es tiene un juego de luces, que variando dan la sensación del amanecer, medio día, atardecer y noche. Y por supuesto una rio por el que corre el agua con su característico sonido. 

“Desde el año 1994 mi madre me inculcó la tradición de colocar el pesebre, en ese momento me regaló uno en miniatura hecho de barro”, señaló Eiber Finol, que en su ingenio y dedicación ha venido perfeccionando este nacimiento, como le llama.

Continuó relatando Finol, “al año siguiente teniendo yo siete años de edad, mi padre me compró unas piezas de 20 centímetros y lo comencé a colocar en la esquina en la sala de mi casa, en ese entonces media 1 metro de ancho por 1 de largo así continué por varios años, cada vez tenía más ovejas, casas y pastores”.

Con iniciativa e creatividad, el pesebre  fue creciendo, mejorando. “Con el pasar del tiempo mi padre me construyó con tubos de hierro una estructura, para colocarlo en el frente de la casa, para ese momento media que 1.5 metros de ancho por 2 metros de largo ya que las imágenes no me cabían. Comencé a ahorrar para darle más realismo”.

“Tuve la oportunidad de participar en un curso dictado por el doctor Daniel Finol con el nombre El Arte de hacer un pesebre. Con esos conocimientos y el apoyo de un amigo Víctor León fui perfeccionando los detalles”, señaló.

“En el año 2015 tuvo la última remodelación y es como luce en la actualidad midiendo 1.5 metros de ancho por 3 metros de largo”, dijo el Eiber Finol explicando que este pesebre, una verdadera obra de arte, cuenta  con varias escenas como el nacimiento por su puesto, la anunciación del Ángel Gabriel a María, la anunciación del Ángel a los pastores, la huida a Egipto, María embaraza pidiendo posada, el pueblo con tiendas de campaña y  san José carpintero, entero otras escenas que muestra el pueblo Belén completo.

“Me ayudan a colocarlo mi madre y amigos a los cuales estoy agradecido por la ayuda aportada cada año”, dijo Finol al recordar que ya son 26 años de este pesebre “mientras tenga vida y salud le seré fiel al Niño Jesús con esta bonita tradición de recrear su nacimiento”, concluyó.

 

 

José R. Espina F.

Foto y video: José D. Fuenmayor F.

Noticia al Día