"El consumismo ha secuestrado la Navidad": Papa Francisco (+Video)

«El consumismo ha secuestrado la Navidad»: Papa Francisco (+Video)

Durante su catequesis del Ángelus dominical ante cientos de fieles en la plaza de San Pedro, el Papa Francisco aseguró este 20 de diciembre, que actualmente el consumismo ha secuestrado la Navidad e invitó a aprovechar las fiestas decembrinas por la pandemia del coronavirus para ayudar a los más necesitados.

El Sumo Potifice señaló  en el cuarto domingo de adviento  que “el consumismo no está en el pesebre de Belén. En él está la realidad, la pobreza y el amor“.

“No nos dejemos arrastrar por el consumismo, por el ‘debo comprar regalos, debo hacer esto’, por ese frenesí de hacer cosas. Lo que importa es Jesús. El consumismo, hermanos y hermanas, nos ha secuestrado la Navidad. En este tiempo difícil en vez de lamentar lo que la pandemia nos impide hacer, hagamos algo por quien tiene menos. No el enésimo regalo para nosotros o nuestros amigos, sino para un necesitado en quien nadie piensa”, instó desde la ventana del Palacio Apostólico.

Tras el rezo del Ángelus, Francisco exhortó a los Gobiernos del mundo “hacer lo posible para que las personas puedan volver y compartir con sus seres queridos“.

El Obispo de Roma, comentando el Evangelio, recordó que el relato bíblico “nos propone una vez más la historia de la Anunciación. «Alégrate- dice el ángel a María- concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús» (Lc 1, 28. 31).

Un momento de alegría y prueba para María


Francisco puntualizó dos elementos: primero, “Parece un anuncio de alegría pura, destinado a hacer feliz a la virgen”. Segundo, “junto con la alegría, estas palabras predicen a María una gran prueba”. Entonces profundiza sobre la razón de la prueba:

Porque en aquel momento estaba «desposada» (v. 27) con José. En una situación como esa, la Ley de Moisés establecía que no debía haber relación ni cohabitación. Por lo tanto, si tenía un hijo, María habría transgredido la Ley, y las penas para las mujeres eran terribles: se preveía la lapidación (cf. Dt 22, 20-21). Ciertamente el mensaje divino habrá colmado el corazón de María de luz y fuerza; sin embargo, se encontró ante una decisión crucial: decir «sí» a Dios, arriesgándolo todo, incluso su vida, o declinar la invitación y seguir con su camino ordinario.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Nazare.TV