Desorden Público realizó su primer y único concierto digital 2020 en Petare

Desorden Público realizó su primer concierto digital desde un humilde techo de Petare (+Videos)

Desorden Público en Petare

Foto: Cortesía / Desorden Público

En “El Año que nunca fue”, desde Petare, una de las parroquias populares y más emblemáticas de Caracas y por iniciativa de la mismísima comunidad, nace el proyecto de un concierto virtual, que a pasado a ser una de las presentaciones más significativas en toda la historia de la primera banda ska de Venezuela, Desorden Público. 

En la cuenta Instagram de la banda señalan que entre las motivaciones del espectáculo estuvo «la fuerza contenida por decenas de conciertos no realizados y las ganas de gritar que Venezuela más que nunca sigue siendo ese lugar que despierta bajo un mismo sol». 

El 30 de diciembre será el estreno en las plataformas digitales de este increíble show, grabado recientemente,  que mostrará a Desorden Público en su mejor faceta, en vivo y directo desde una platabanda convertida en tarima, con telón de fondo el interminable paisaje de esa barriada indómita. 

Sobre la experiencia de la grabación, en un video colgado en las redes sociales, los amigos de Desorden Público señalan que todo transcurrió de acuerdo a lo esperado. 

«Ya el concierto se hizo, #DesordenEnPetare ya sucedió, si, no se asombren ni se asusten, todo se llevó a cabo en sana paz, con todas las medidas de bio seguridad y con un éxito rotundo dentro de la comunidad, así, sin sobresaltos y sin que nadie se enterara es como debía suceder». 

La audiencia virtual disfrutará de un concierto de casi dos horas con los temas más conocidos y coreados de la extensa discografía de Desorden Público. Toda la información está en las redes sociales de la agrupación.

 

Foto: Cortesía Desorden Público

 

 

Música por la paz

 

Miles de los residentes de Petare asistieron desde sus hogares al concierto gratuito de Desorden Público, un grupo que tiene 35 años ininterrumpidos interpretando música contestataria y de fiesta.

Mientras en Petare suenan sus canciones, cientos de locales acallan el vallenato y la champeta -los ritmos favoritos de esta enorme barriada deprimida- de sus bocinas para corear sus letras, polémicas o ciertas como la luz del día, según a quien se pregunte.

Así, piden que los políticos sean «paralíticos», que la tierra «tiemble» ante las desigualdades de la sociedad o que paren las balas en el valle de Caracas, la convulsa capital de Venezuela.

 

Música y talleres

 

Horas antes del concierto, los integrantes de Desorden Público dictan talleres en Petare, una favela donde todos los problemas de la nación suramericana encuentran vitrina.

«No esperábamos tanta receptividad», dice a Efe el vocalista de Desorden Público, Horacio Blanco, después de terminar un taller de música con un grupo de niños de la favela.

«Fue súper emotivo, yo vengo conmovido», añade durante una pausa de la jornada.

El representante de la fundación sin fines de lucro Zona de Descarga, Jaime Pérez, que trabajó por llevar el concierto a la favela, apunta a Efe que la idea surgió tras una conversación informal con uno de los productores de la banda.

«Es la primera vez en la historia que en Petare se hace un concierto de esta magnitud», agrega Pérez, que a mediados de año lideró otro proyecto para llevar películas y rezos a la comunidad.

El concierto llama a la paz, pero Efe constata que en Petare, el domingo, la violencia no tiene exponentes.

Los jóvenes pintan murales y estudian la historia del ska, un ritmo que surgió en Jamaica a finales de la década de los 50 y que atraviesa por su tercera ola -de acuerdo con los estudiosos del género-, en la que Desorden Público tiene espacio como uno de los mayores exponentes.

Los mayores observan, en su mayoría, las actividades que los miembros del grupo adelantan con los jóvenes.

Son cientos. Hacen una pausa y miran a los herederos del barrio hacer murales, tocar congas, ilusionarse con la música.

 

Foto. Cortesía Desorden Público

 

Desigualdades

 

Pero Pérez asegura que en el enorme barrio «han surgido nuevos conflictos sociales y nuevas desigualdades», dos hechos que, dice, siempre llevan a la violencia.

«Ojalá que podamos dejar un mensaje a todo el mundo, de que un concierto como este, desde la platabanda -techo- marque un precedente histórico en toda Venezuela», apunta.

Con Zona de Descarga, Pérez ha llevado cientos de actividades culturales a Petare.

Los venezolanos suelen decir, casi con orgullo, que la favela es la más grande de toda América Latina, un dato que no se ha comprobado.

Lo que sí se ha comprobado es que allí residen a varios de los criminales más peligrosos del país. Que el enorme barrio se convierte, a veces, en un «Valle de Balas», como reza el coro de otra célebre canción de Desorden Público.

Cuando suena ese tema en Petare, el rapero local «Mutombo» recuerda a Efe que hace semanas lo versionó junto a los artistas urbanos «Keko» y «Francia», aunque en vez de hacer mención a las balas, recuerda la esperanza que brota en las calles de los barrios pobres del país.

«Es una deconstrucción», dice Mutombo, que debe su mote a un legendario jugador de baloncesto de la NBA, sobre la versión que hizo de «Valle de balas».

«Es un sueño hecho realidad», prosigue sobre el concierto de Desorden Público en Petare. «Hay mucha gente que no llega hasta allá, no conoce el profesionalismo de Desorden Público, y este es el momento de enseñarle a la gente quienes son».

 

Foto: Cortesía Desorden Público

 

Vamos a echarle pichón

 

Durante el concierto, cientos de personas apagan y encienden las luces de sus precarias casas.

«Si la están pasando bien apaguen las luces», dice el vocalista de Desorden Público, provocando un efecto estroboscópico en toda la favela.

Es el momento en que Horacio Blanco aprovecha la oportunidad para apuntar, otra vez, contra la clase política de Venezuela.

«Hemos visto bandera de Venezuela, no hemos visto banderas de ningún partido, ni nada de esa porquería», dice durante el concierto «¿Hasta cuándo, Dios mío? No, hombre, que se vayan a freír monos», dice, sin nombrar a nadie, pero haciendo referencia a los políticos. 

«Nosotros podemos, vamos a echarle pichón (ganas)», dice Blanco. «Vamos a echarle pichón, Venezuela puede si nosotros empezamos, nosotros, a echarle pichón, nadie va a venir a hacer el trabajo por nosotros, eso ya esta demostrado», insiste.

Con el famoso cerro El Ávila de fondo, los integrantes de «Desorden» saltan sobre el techo, mientras miles asisten a un concierto que, la mayoría, no sabía que se produciría.

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Desorden Público (@desordenpublico)

 

 

Y para ir calentando el ambiente, les compartimos el video de una presentación de Desorden Público en Houston, Estados Unidos (2018).

 

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

F. Reyes

Noticia al Día

Con información de Nota de Prensa / EFE