Cementerio municipal de San Francisco pasará a manos privadas

Cementerio municipal de San Francisco pasará a manos privadas

Cementerio municipal de San Francisco pasará a manos privadas

Cementerio municipal de San Francisco pasará a manos privadas. Foto: Cortesía

76 años de historia, entre concreto, arena y arte, guarda el viejo cementerio municipal de San Francisco, ubicado en la calle 27, entre los sectores San Benito y Betulio González, fundado como lo indica una placa a su entrada, en 1944. Y que espera que se adecente, un lugar digno por lo que representa

El gobierno local de San Francisco, para hacer frente a la administración y mejor funcionamiento del camposanto municipal, busca por medio de un decreto fusionar esta competencia de la municipalidad con una empresa mixta.

Se espera que a partir de enero de 2021, se establezcan las bases legales ante la Cámara Municipal de San Francisco, para ceder a una empresa privada la administración del Cementerio Municipal de San Francisco.

 

 

Así lo explicó Marquiz Atencio, joven empresario al frente de La Monumental Capillas Velatorias, empresa a la que se está encomendado la administración y funcionamiento del Cementerio.

“Hemos conversado con el Alcalde Dirwin Arrieta. Ya estamos comenzando a planificarnos y trabajar, en el cementerio”, dijo Atención según quien los primeros días del año se espera el pronunciamiento del decreto por parte de la Cámara Municipal.

 

 

“Ya hemos realizado algunos trabajos de limpieza, y discutido algunos planes para el funcionamiento y mantenimiento del camposanto”, entre lo que dejó ver que era prioritario la limpieza, restaurar el servicio eléctrico, mejoramiento de las instalaciones como oratorio, oficinas, portón de entrada y cerca perimetral.

Tiene previsto la elaboración de un censo, para esclarecer las tumbas y si se puede, los nombres de quienes descansan en ese camposanto. “Organizaremos las datas de las tumbas, y el funcionamiento del lugar en base a inhumaciones y exhumaciones”, señaló.

 

 

En cuanto al mantenimiento señaló Marquiz Atencio, que se piensa volver al impuesto municipal, con un monto que se discutirá con el alcalde y las autoridades competentes, que podría ser por servicio y/o por mantenimiento, mensual o anual.

 

En completo abandono

 

76 años de historia, entre concreto, arena y arte, guarda el viejo cementerio municipal de San Francisco, ubicado en la calle 27, entre los sectores San Benito y Betulio González, fundado como lo indica una placa a su entrada, en 1944. Y que espera que se adecente, un lugar digno por lo que representa.

El deterioro por abandono, da como primera impresión el temor de lo que albergan sus cuatro paredes. Blanco del hampa común y de la delincuencia, que se ha llevado cuanto ha podido de este camposanto, sin seguridad de ningún tipo, sin portón y con unos de los paños de la pared izquierda caído.

 

 

Puede entrar y salir quien quiera, y cuando quiera. Se llevan con frecuencia de las tumbas, flores, floreros, farquillas de aluminio y lo último, los techos de zinc de las que tienen.

Un cementerio con ya poco de lo que supone una planificación para mantener el orden, mucha maleza y cofres oxidados y rotos, desechados de los exhumaciones, impiden el paso de los visitantes por lo que queda de las caminerías internas.

A simple vista hay urnas deterioradas, unas encima de otras y osamentas dispersas en los huecos, tumbas rotas.

 

No siempre fue así

 

Con la creación e instalación del primer gobierno municipal de San Francisco, en 1996, el cementerio tomó otra cara, con administración de un ecónomo y personal asumido por la Alcaldía, con vigilancia de seguridad interna de la policía municipal de San Francisco,

Polisur, y una constante atención por personal y equipo de aseo urbano, para la limpieza del lugar y el retiro el retiro de las urnas desechadas de las exhumaciones.

 

Librada González, ecónoma del cementerio, de dos que tuvo en esa administración municipal, explicó un poco el trabajo como se hacía en esa época. “Semanalmente venían un equipo perteneciente al aseo urbano, y retiraba las urnas, periódicamente solicitábamos una cuadrilla para la limpieza total del cementerio”.

“Logramos poner al día el libro de registro de tumbas, con croquis de ubicación y con cantidad de fosas, y si estaban ocupadas y/o disponibles”, refirió González, destacando el apoyo de Polisur en cuanto a vigilancia y seguridad del lugar de día y de noche.

“Organizábamos el trabajo con los sepultureros, era en la oficina donde establecíamos la hora y quienes atendería el servicio de inhumación o exhumación”, indicó.

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.


Texto: José R. Espina F.

Fotos: Cortesía Marquiz Atencio

Noticia al Día