Camión de bolas (Javier Sánchez)

Camión de bolas (Javier Sánchez)

A lo mejor muchos dirán que se trata de una jaladera de mecate, pero en realidad me importa poco, porque no conozco al personaje político y solo he visto su actuación por las redes sociales, con sus entrevistas, mensajes al pueblo y trabajo de calle junto a sus seguidores y la realidad es que al final de otro año, hemos visto al líder opositor Juan Guaido, como Presidente interino de la República enfrentando serías amenazas de Nicolás Maduro y el resto de su gente que lo apoya, no solo de los que están a su alrededor en puestos gubernamentales, sino también de los llamados «camaradas,» que con todo tipo de armas salen a disparar en las marchas convocadas por la oposición, defendiendo el legado de Hugo Chávez junto a los militares que viven como reyes y levantan armas para defender los 21 años de gobierno.
Aunque para algunos líderes de oposición no sea así, Guaido poco a poco  se ha convertido en una de las figuras más destacadas de la actualidad venezolana e incluso a nivel internacional, con el apoyo de más de cincuenta países por decisión y tenacidad de desfiar el poder de Nicolás, reactivando al cierre de año las tensiones políticas en Venezuela.

 Se ha embraguetado en su acción por recuperar el país y dese el 2019 son muchas naciones las que lo reconocen como el presidente interino y por ello ha designado a más de 30 representantes de distintos países y tres representantes ante organizaciones internacionales en el último año.
En ese mismo tiempo, su gobierno interino ha dado prioridad a la creciente crisis humanitaria, convocando a la comunidad internacional para brindar ayuda humanitaria a Venezuela con poco acceso a alimentos y atención médica. Más de 50 “días de salud”, se llamó el programa con el que proporcionó servicios sanitarios a 130.000 personas junto a una iniciativa adicional, llamada “días de higiene”, entregando paquetes a más de 36.000 personas en distintos Estados.

Se mantiene en la calle, se monta en el metro, camina por las barriadas, sube cerros, visita zonas afectadas por inundaciones,atiende llamados de protestas de los maestros, ancianos, médicos, comerciantes y demás gremios llevando el mensaje cara a cara a los venezolanos de rescatar la democracia y enfrentar una gestión gubernamental que con su malas políticas hunde cada vez más al país. A principios de año respondió a las amenazas de los miembros del Psuv entre ellos a Jorge Rodríguez, Diosdado Cabello, Cilia Flores, quienes han señalado que después del 5 de enero del 2021 lo meterán preso y el líder sin titubeo alguno más de una vez los ha invitado a que cumplan con su amenaza señalando:
«Me disculpan la expresión, pero échenle bolas. Ya basta de amenazas como si eso fuera el problema. El problema son ustedes».

Lo cierto es que la oposición venezolana recibe el 2021 con amplios riesgos de persecución del madurismo, exilio de sus dirigentes políticos y la aparición de nuevos liderazgos adversos al Jefe de Estado según prevén analistas, sin embargo para una buena parte de la oposición, a pesar de todas las adversidades el líder opositor logró, según los expertos en materia política, con la llamada consulta popular un éxito, superando en participación a las de las elecciones parlamentarias organizadas por el gobierno.

Para los zulianos, tomando un refrán de su argod popular, Guaido «le ha echado un camión de bola», queriendo decir que a pesar de todos los obstáculos y riesgo que ha asumido y amenazas de enviarlo a prisión, muy a pesar de tener enemigos dentro de algunas organizaciones políticas que lo han apoyado y los que siguen el proyecto del régimen, no desmaya ni un momento y continúa la lucha por el rescate del país «echándole pierna».

 

Javier Sánchez