Bomberos responden a una alerta y hallan niños decapitados en California

Bomberos responden a una alerta de fuga de gas y hallan dos niños decapitados en una casa de California

Los cuerpos decapitados de dos menores fueron descubiertos por bomberos en la mañana de este viernes en una casa de la ciudad estadounidense de Lancaster, en California. Habían acudido alertados por algunos conocidos de la familia que reside en el inmueble, que después de no haber podido contactar durante una semana con el padre, Maurice Taylor, temieron que él, su esposa y sus hijos hubieran podido ser víctimas de un escape de gas.

Lea también: Asesinaron a cuatro indígenas en el Cauca, Colombia

Además de los cadáveres, identificados como un niño y una niña de 12 y 13 años, en el momento de la llegada de los bomberos en la casa se encontraban los padres de las víctimas y dos menores. Maurice Taylor, un entrenador personal que fue descrito por sus clientes como un hombre «apacible» y «responsable», fue arrestado por la Policía sin oponer ninguna resistencia.

La madre fue interrogada pero no detenida, informó el teniente del ‘sheriff’ local, Brandon Dean. Los dos niños no presentaban signos de violencia pero fueron hospitalizados por precaución y actualmente la Policía está trabajando con el Departamento de Infancia y Familia del condado de Los Ángeles para alojarlos.

La Policía informó que los cadáveres fueron encontrados en una habitación con «laceraciones y heridas de arma blanca». Sin embargo, los agentes no pudieron aclarar cuánto tiempo llevaban sin vida los cuerpos.

«Dije: ‘Estoy preocupado. Estamos preocupados por una posible fuga de gas. Hay cuatro niños y dos adultos, y nos preocupa su seguridad», cita el periódico Los Angeles Times a la persona que alertó a los bomberos después de que Taylor no apareciera en una conferencia en Zoom a la hora prevista.

Por su parte, el dueño del inmueble dijo al medio que cada vez que visitaba la propiedad «la casa parecía extraña». «Nunca vi a nadie salir de esa casa. Casi parecía que las ventanas estuvieran oscurecidas», señaló bajo condición de anonimato el propietario. Añadió que sabía que en la casa residía una pareja con dos hijos, y le sorprendió saber que otros dos niños habrían podido vivir con la familia.

El alcalde de Lancaster, Rex Parris, confirmó que los dos cadáveres estaban decapitados. Indicó también que el doble infanticidio podría estar relacionado con las consecuencias del cierre por covid-19, que crea un ambiente estresante.

«El tejido social del país y del mundo se ha hecho trizas y estamos empezando a ver las secuelas. Lo que veo es que cada vez más gente se siente desesperada», dijo el político, que calificó el crimen de «brutal».

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día

RT