Te contamos ¡otra vez! la historia de la HALLACA

Te contamos ¡otra vez! la historia de la HALLACA

Te contamos ¡otra vez! la historia de la HALLACA

Imagen: Agencia

El plato favorito de los venezolanos en diciembre, la hallaca, lo más sabroso que se huele en casa cuando comienza a llegar la Navidad. Es una tradición que el famoso guiso esté presente en las mesas.

Contiene una historia cargada de colorido, sabor y esencia que predica a los cuatro vientos. Ha escuchado el reír de muchas personas mientras la comen, percibiendo la felicidad de todos los venezolanos.

Origen

Se atribuye en forma legendaria su invención a los esclavos y sirvientes indígenas, quienes recogían los restos de las preparaciones de sus opresores para armar un plato heterogéneo que les sirviese de alimento extra a sus comidas habituales.

Se cuenta que los indígenas preparaban un guiso de caza silvestre, el cual se cubría en su totalidad con masa de maíz y era envuelta en hojas de plátano y cocinada en agua, a este plato los aborígenes le llamaban Hayaco Iritari, de allí se deriva su nombre actual.

Cada ingrediente tiene sus raíces: la hoja de plátano, usada tanto por el negro africano como por el indio americano, es su protector envoltorio; al descubrirla, la presencia indígena se hace presente, pues la masa de maíz coloreada con onoto es la que nos recibe con su llamativo color amarillo; luego, en su interior se deja apreciar la llegada de los españoles a estas tierras con las carnes de gallina, cerdo y res, aceitunas, alcaparras, pasas… todo picado finamente, guisados formando parte de este exquisito manjar. Sus ingredientes, todos de diferente procedencia, se complementan armoniosamente en la hallaca, expresión del mestizaje y colorido propios del pueblo venezolano.

Se le conoce  «Hallaca» del modo que el nombre  proviene de la combinación de dos palabras: Allá (refiriéndose a los componentes del guiso que provienen de otros países) y Acá (refiriéndose a la masa y las hojas de plátano) donde como resultado Allá y acá, combinando y mejorando la palabra este plato recibiría el nombre de Hallaca.

De hecho en varios estados del occidente Venezolano (en Zulia, Falcón y Lara), era poco común escuchar el término “tamar” o “tamare” usado en referencia a lo que se pudiera denominar en habla venezolana “bollo“, un plato venezolano muy parecido al tamal mexicano.

Noticia al Día