Protestas en Brasil tras muerte brutal de hombre negro en supermercado

Protestas en Brasil tras muerte brutal de hombre negro en supermercado

Foto: Agencia

La muerte de un hombre negro que recibió una paliza de agentes de seguridad en un supermercado del grupo Carrefour en Porto Alegre desató protestas en distintas ciudades de Brasil este viernes y ensombreció la conmemoración del Día de la Conciencia Negra.

Un millar de manifestantes marchó en el centro de Sao Paulo hasta una sucursal del mercado en el barrio Jardim Paulista. Una parte del grupo arrojó piedras contra la fachada de vidrio e invadió el establecimiento, destruyendo o incendiando mercadería, vitrinas y otras instalaciones, según constató un fotógrafo de la AFP. 

Lea también: Indignación en Brasil por muerte de hombre negro tras paliza en supermercado (+Video)

«Carrefour tiene las manos sucias de sangre negra», rezaba una de las pancartas de la manifestación, que hasta ese momento había transcurrido de forma pacífica. 

La policía dispersó con gases y bombas de estruendo una protesta que se desarrollaba frente al supermercado donde ocurrió la muerte en Porto Alegre (Rio Grande do Sul, sur), según mostró la televisión local.  

La escena que indignó al país ocurrió el jueves por la noche: en imágenes grabadas con celular por un testigo puede verse el momento en que Joao Alberto Silveira Freitas, un soldador de 40 años, es agredido con múltiples puñetazos por uno de los agentes mientras el otro lo mantenía inmovilizado hasta reducirlo.

Según relatos de la prensa local basados en testimonios de Policía Militar, el hombre presuntamente amenazó a una trabajadora del supermercado, quien llamó a los agentes de seguridad que le propinaron la paliza a la salida del centro. Los servicios de emergencia intentaron reanimar al hombre, pero terminó muriendo en el lugar.

Los dos agresores fueron detenidos. Uno de ellos es policía militar en régimen temporal y trabaja en ese supermercado en su tiempo libre.

Un amigo de la víctima que presenció la paliza dijo al portal de noticias G1 que, mientras era golpeado, Silveira Freitas «gritó que no conseguía respirar», una frase que evoca la muerte de George Floyd, un hombre negro que falleció asfixiado por un policía blanco en Minneapolis (Estados Unidos), un hecho que conmocionó al mundo entero y desató movilizaciones masivas en todo el país. 

La muerte de Silveira Freitas también motivó manifestaciones en Brasilia, Belo Horizonte y Rio de Janeiro, donde un grupo boicoteó una de las sucursales de la cadena Carrefour impidiendo a los clientes llegar a las cajas y vaciando algunas góndolas como protesta. 

«¡Carrefour, puede cerrar, ha matado a nuestro hermano, no va a funcionar!», coreaban decenas de jóvenes portando pancartas y mascarillas con el lema «Black Lives Matter».

En un comunicado, la filial brasileña del grupo francés Carrefour lamentó la «brutal muerte» y aseguró que tomará las «medidas pertinentes para responsabilizar a los implicados en este caso criminal», además de romper el contrato con la empresa de seguridad. 

– Racismo estructural –

La muerte de Silveira Freitas fue repudiada por varias personalidades, como el expresidente izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva, el futbolista Richarlison, del Everton inglés, o la cantante Ludmilla.

Y sacudió este viernes el Día de la Conciencia Negra (jornada en homenaje al líder de la resistencia de los esclavos Zumbí de los Palmares) en un país que convive con un racismo estructural desde que se convirtió en el último de América en abolir la esclavitud, en 1888. 

Más de la mitad de los 212 millones de brasileños son negros o mestizos y sufren elevados índices de violencia policial y callejera, pobreza y marginación social. Además, están escasamente representados en la política y en el ámbito empresarial, entre otros.

Pero el actual gobierno no reconoce dicha situación. El presidente ultraderechista de Brasil, Jair Bolsonaro, no se manifestó sobre la muerte de Silveria Freitas. 

Su vicepresidente, Hamilton Mourao, dijo que el asesinato «lamentable» fue obra de «un agente de seguridad nada preparado para la actividad» y negó que se tratara de un hecho racista.

«Para mí, en Brasil, no existe el racismo. Eso es una cosa que quieren importar aquí a Brasil. Eso no existe aquí», afirmó Mourao.

La filósofa Djamila Ribeiro, una de las voces contemporáneas más potentes de la lucha antirracista en Brasil, sostiene que «la naturalización y justificación de la muerte de personas negras fruto de la violencia está presente en los discursos políticos, jurídicos, empresariales y mediáticos».

«Que este mes de la conciencia negra, frente a este asesinato brutal, sirva para que los sectores de la sociedad reflexionen sobre las consecuencias históricas del racismo y sobre la representación de las personas negras», defiende Ribeiro, en un comentario enviado por escrito a la AFP. 

 

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.


AFP