Proceso para recuperación de Maradona "está prácticamente resuelto"

Proceso para recuperación de Maradona «está prácticamente resuelto», dice médico

Foto agencias

La leyenda del fútbol argentino Diego Maradona seguirá probablemente su recuperación en una casa al norte de Buenos Aires, cerca de una de sus hijas, cuando sea dado de alta del sanatorio donde fue operado hace una semana de un hematoma en la cabeza.

«Son situaciones que se están discutiendo con la familia. La comunicación es muy buena. Todos están permeables a escuchar y debatir y se está llegando a una decisión que por ahora no puedo compartir, que es la más lógica. Está prácticamente resuelto. Todo va en línea con que (la recuperación) siga en una casa, en (el barrio privado) Nordelta es una de las ideas más fuertes», declaró su médico, Lepoldo Luque, a la radio argentina La Red.

Lea sobre: La criolla Bárbara Sánchez brilla en el fútbol chileno con un espectacular triplete

Luque, también neurocirujano, afirmó que «el estado de salud actual de Maradona es bueno» y admitió que «se está barajando el alta».

Si se instala en Nordelta, a 30 km al norte de Buenos Aires, estará cerca de Gianinna, una de las dos hijas que tuvo con Claudia Villafañe, su exesposa de la que se divorció en 2003 tras 27 años de convivencia. 

Maradona, de 60 años, fue hospitalizado el lunes 2 de noviembre por un cuadro de anemia y deshidratación en La Plata, al sur de Buenos Aires. Una tomografía reveló que tenía un hematoma subdural, por lo que se lo trasladó de urgencia a una clínica en Olivos (periferia norte de Buenos Aires) donde lo operaron con éxito el martes pasado.

Luque afirmó que el ídolo deportivo sigue manifestando su deseo de irse del sanatorio, pero ya no lo hace en forma agresiva y violenta como sucedió tras la operación, una reacción que los médicos consideraron producto de una abstinencia.

Contó que en el posoperatorio, Maradona «se puso agresivo en el sentido de querer manejar él la situación, como maneja todo él siempre» y se negaba a permanecer internado. 

«Se interpretó como un cuadro de abstinencia, con síntomas de sudoración, taquicardia, euforia», explicó, por lo que se prolongó la internación. «Hoy Diego pregunta: ¿qué hago acá (en el hospital) si ya me siento bien?, pero no es el Diego violento. Se está barajando el alta», admitió Luque.

Según el médico, el cuadro de abstinencia «es al alcohol, no a las drogas».

«En el último tiempo, para Diego era tomar una copa y hacerle mal. No es un gran consumidor pero es todo el cuadro, con los fármacos que toma», explicó e insistió en que uno de los problemas de Maradona es su dificultad para conciliar el sueño.

El campeón y estrella del Mundial de México-1986 había mostrado señales de inestabilidad cuando apareció el viernes pasado en el estadio de Gimnasia y Esgrima La Plata, equipo que dirige, el día de su cumpleaños 60. Se retiró sin ver la goleada de 3-0 que le propinó a Patronato por la Copa de la Liga argentina.

Durante ese fin de semana previo a ser hospitalizado, a Maradona «lo veían raro, confundido, llamaban la atención cosas raras en su personalidad, su estado de ánimo», recordó Luque, para quien su paciente tiene «un deterioro de la salud marcado por los hábitos».

En los últimos 20 años, Maradona estuvo dos veces al borde de la muerte a causa de sus adicciones a las drogas.

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

AFP