Ley del Espejo: Reglas mágicas para llevar una vida en armonía

La ley del Espejo: Reglas mágicas para llevar una vida en armonía con los demás

La ley del Espejo: Reglas mágicas para llevar una vida en armonía con los demás. Foto: Agencias

“El mundo exterior actúa como un espejo, reflejando tanto nuestra luz como nuestra sombra, siendo un retrato de nuestro mundo interior”. Yoshinori Noguchi


Haciendo un análisis del libro La Ley del Espejo el autor nos plantea que el origen de nuestros sentimientos negativos hacia una persona, está en nuestro “corazón” y no en la otra persona, quizás es posible que hayas oído hablar de estas leyes, el coaching japonés Yoshinori Noguchi, propone estas cuatro leyes fundamentales y así entender como lo que sucede a nuestro alrededor solo es función de nuestro interior

Estas leyes nos enseñan que los sentimientos tienen su origen en nuestro interior y que además el ser humano es responsable de manejar creencias, ideas y malos pensamientos hacia los demás

Sin embargo, la ley del espejo tiene como resultado observarnos a nosotros mismos y ver que es aquello que nos molesta, y obtener más autoconciencia proporcionándonos una guía poderosa en nuestro ser, haciendo consciente lo inconsciente, a través del autoconocimiento personal, encontrando el equilibrio y alcanzando más momentos de calma y serenidad.

Yoshinori Noguchi propone que nuestra percepción del mundo y de las relaciones humanas son un reflejo de nuestro ser. Esto quiere decir que las circunstancias externas (una mala relación con un familiar, un trabajo que no te satisface…) resaltan como estamos por dentro (creencias limitantes, manera de pensar…).

En cierto modo, el coaching japonés en su libro sugiere que todos los cambios que queramos llevar a cabo con lo que se refleja en el mundo exterior deben suceder primero de manera interna. La causa de lo que te ocurre fuera eres tú mismo, estas 4 leyes invitan a dejar de lado el victimismo y tomar acción en la vida, cambiándote tú primero.

De algún modo, esta ley es especialmente valiosa para sanar relaciones con personas externas, siendo capaces de ver como nosotros mismos somos la causa de ese deterioro o enfrentamiento tal y como decía Hermes Trimegisto: Si tú cambias, todo cambia.

“Muchas de las cosas que ves en el otro, posiblemente tengan su origen en ti. Descubrelas”

 

De que manera funcionan esta leyes:

 

Principalmente son herramientas de autoconocimiento a través de la observación y relación con el mundo exterior.

El autor en su libro propone 4 maneras en las que esta ley funciona para entender que está reflejando el mundo exterior de nuestro interior.

 

 

*1° Ley

Todo lo que te molesta, irrita, enoja del otro, o lo que quieres cambiar de él, en verdad es algo que te molesta, irrita, enoja o quieres cambiar de ti.*
No obstante cuando algo te molesta de otra persona, puede ser que tenga que ver directamente contigo .Sí has leído bien. Como si se tratara de un espejo es un reflejo de un aspecto de ti mismo del que no eres consciente porque lo ves en otras personas.

Por eso, lo que te molesta de los demás tiene que ver más contigo que con el otro. Es decir, que se trata de un aspecto en ti mismo que tienes la oportunidad de revisar y cambiar, algo que puedes resolver para que te deje de molestar. Por ejemplo, si alguien te dice que “eres tonto” si tú no te crees tonto no te afectará. Por el contrario, si te dice que “eres feo” y tú consideras que tiene razón, ese comentario te va a doler y no porque el otro sea cruel, sino porque tú también tienes esa creencia y aun no te has aceptado.

*2° Ley

Todo lo que el otro te critica o quiere cambiar de ti, te pertenece también. Aunque más no sea como propio aprendizaje de autoafirmación de quién eres. Siempre lo que te trae el otro será para tu propio crecimiento.*
Lo que te molesta es en realidad una parte tuya que no quieres ver. Es una parte oscura, como una sombra. Es algo que no quieres aceptar, y lo que se resiste, persiste.

*3° Ley

Todo lo que el otro te critica, recrimina y quiere que cambies, es en parte su propia proyección en ti; sus propios deseos, miedos y fracasos.*
Sucede cuando tenemos unas altas expectativas en una situación o con una persona y empezamos a ver que no coinciden con la realidad. Es decir, hemos idealizado a alguien o a algo y al darnos cuenta de que no es como queríamos lo intentamos controlar y manipular para que cambie y se adapte a la idea que nos habíamos formado en un principio.

*4° Ley

Todo lo que te gusta del otro, todo lo que amas de él/ella, es lo que eres y disfrutas, en verdad, de ti mismo.*

Cuando te encuentras a ti mismo/a sintiéndote víctima de una persona que te está haciendo daño, y no te das cuenta de que, aunque tú no le estés tratando igual a ella directamente, se lo estás haciendo a otra persona.

En consecuencia, estas son las cuatro situaciones de las que podemos aprender. Siempre existe la opción de verlas como impedimentos para conseguir lo que queremos y sentirnos frustrados, o, por el contrario, elegir ver a esas personas y situaciones como maestros de crecimiento, que nos dan la oportunidad para mejorar nuestra vida y la manera de afrontarla.

Si no extraemos la enseñanza, se repetirán constantemente hasta que decidamos arrojar claridad a nuestra oscuridad, conociéndonos más a fondo, haciéndonos conscientes de todo lo que sucede y actuando en consecuencia.

En consecuencia estas cuatro leyes constan de siete beneficios para aplicar y llevar una vida sana libre de problemas

 

Beneficios de aplicar esta ley en tu día a día:

1.- Mayor autoconocimiento.

2.- Integración de tu sombra.

3.- Más empatía y compasión.

4.- Mayor equilibrio.

5.- Humildad.

6.- Liberación actitud de víctima.

7.- Más sabiduría y libertad.

 

¿CÓMO PERDONAMOS?

 

El coaching Yoshinori Noguchi, en su libro sobre la Ley del espejo, nos da los pasos a seguir para aprender a perdonar, y son los siguientes:

 

1. Perdónate a ti.

En psicología se utiliza el término <<auto-aceptación>>, que sería conocerte a ti mismo/a con tus defectos y virtudes y aceptarte tal y como eres.

 

2. Haz una lista con las personas que no puedas perdonar.

Ayuda a ser consciente de las personas con las que tienes algo pendiente por resolver.
3. Expresa tus sentimientos en un papel.
No nos cansaremos de repetirlo, expresarse por escrito es una manera de liberar emociones guardadas, y ya sabes, “Emociones expresadas, emociones superadas”.

 

4. Busca los motivos de ese acto.

Como hemos comentado anteriormente, la empatía es clave, saber el porqué y entenderlo ayuda aliviar la angustia generada.

 

5. Escribe aquello que puedas agradecerle.

El agradecimiento es una técnica muy poderosa. Puedes agradecer a quien te hizo daño en el pasado, por ejemplo, porqué te enseñó a ser más fuerte y a sacar habilidades que ni si quiera habías descubierto en ti mismo/a.

6. Utiliza afirmaciones como: “Te libero y te perdono”.

Recitar en voz alta el perdón puede ayudar a hacerlo más real y que lo acabes interiorizando de verdad.

7. Escribe lo que has aprendido.

Es esencial ver lo que has podido aprender de esa situación adversa. Si has aprendido no ha sido en vano.

 

Finalmente, lo esencial es el perdón. Si sentimos resentimiento hacia alguien y no lo conseguimos perdonar, difícilmente podremos encontrar la calma y estabilidad emocional que tanto ansiamos. Cuando estás resentido te encuentras con dos opciones: decidir perdonar o decidir no hacerlo.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

Hannabelle Urdaneta//Libro:La ley del espejo.Autor: Yoshinori Yogushi

Noticia al Día