La alimentación idónea en tiempos de pandemia: recomendaciones

La alimentación idónea en tiempos de pandemia

La mala alimentación es un problema que golpea a millones de personas de toda edad. Se estima que la obesidad y el sobrepeso afectan a uno de cada tres niños en edad escolar en México, el país latinoamericano con mayores índices. Precisamente, esta población se ha convertido en un grupo de alto riesgo frente a enfermedades como el covid-19.

Una alimentación saludable en casa y el ejercicio son dos factores que benefician a las personas con problemas de peso, pues les permite desarrollar un sistema inmunológico fuerte. La pandemia ha recordado a todos que la alimentación sana y tener una vida activa permite prevenir todo tipo de enfermedades virales y mejora nuestra calidad de vida.

“Diversos estudios han incidido en la importancia de la vitamina C para mejorar el sistema inmune, pues favorece el mantenimiento del estado oxidativo de las células y las protege ante afecciones respiratorias. Las vitaminas A, D y E también participan en la defensa inmunológica del cuerpo, por lo que es vital garantizar la dosis diaria que necesitamos”, apunta la experta en nutrición de Guiadesuplementos, Carla Sánchez.

A fin de mejorar nuestra alimentación, podemos seguir unos consejos sencillos, pero efectivos. En primer lugar, debemos optar por cocinar y comer en familia. Además de la compañía de nuestros seres queridos y fortalecer lazos, es una excelente forma de crear y compartir rutinas saludables entre todos los miembros del hogar.

Como segundo punto, es necesario evitar el consumo de comida chatarra y refrescos altos en azúcar y grasas. México se ha situado entre los países que más consumen refrescos, situación que debe revertirse no solo con políticas nacionales de salud, sino con acciones concretas y educación desde temprana edad. Como alternativa, es mucho mejor beber abundante agua para limpiar nuestro organismo.

Comer frutas y verduras de forma diaria es fundamental, pues se trata de alimentos que no solo proporcionan nutrientes esenciales, sino también aportan una importante cantidad de agua para nuestro cuerpo. Si se trata de bebés, estos deben recibir  lactancia materna exclusiva en los primeros 6 meses de vida, tal como aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De igual forma, es importante que los padres de familia controlen el tiempo que pasan sus hijos frente a las pantallas. Cada vez más niños y adolescentes dejan de lado las actividades deportivas para concentrarse en una tablet o smartphone, lo cual contribuye al sedentarismo y, posteriormente, a desarrollar sobrepeso y obesidad.

Entidades como Unicef han resaltado la importancia de complementar la alimentación de bebés mayores de seis meses con nutrientes adecuados para la edad de cada niño. Las organizaciones han resaltado la necesidad de evitar, en todo momento, las bebidas azucaradas y los alimentos ultra procesados.

De igual forma, recomiendan no utilizar fórmulas infantiles, sino que remarcan la necesidad de estimular la lactancia materna. El apoyo de los padres es fundamental para evitar el cansancio de las madres. Las fórmulas no protegen a los bebés de enfermedades respiratorias.