Francisco Sagasti fue juramentado como presidente de Perú

Francisco Sagasti fue juramentado como presidente de Perú

Foto: Luka González / AFP

Francisco Sagasti Hochhausler, a sus 76 años, fue juramentado como cuarto presidente del Perú en menos de cinco años.

Sagasti asumió el mandato, siendo el tercero en ocupar el cargo en ocho días de crisis política.

«Juro por la patria y todos los peruanos que ejerceré el cargo de presidente», declaró en una sesión plenaria del Congreso,  el ingeniero que deberá gobernar hasta el 28 de julio de 2021.

El nuevo mandatario ofreció un discurso en el que pidió «perdón a nombre del Estado» a las familias de los dos manifestantes muertos el sábado, aparentemente a manos de la policía, en las protestas contra su efímero antecesor en la presidencia, Manuel Merino.

«No podemos devolverles la vida  a estos jóvenes», dijo el nuevo presidente sobre Inti Sotelo, de 24 años, y Jack Pintado, de 22, cuyos padres estaban presentes en la sesión del Congreso.

Merino, quien renunció el domingo, enfrentó masivas protestas en sus cinco días en el poder después de que el Congreso destituyera al popular mandatario Martín Vizcarra por cargos de supuesta corrupción, el 9 de noviembre.

Sagasti aseguró que su gobierno no será partidista, sino «plural».

El sucesor de Sagasti debe ser elegido por los peruanos en los comicios generales del 11 de abril de 2021.

 

Francisco Sagasti: No hay motivos para celebrar

 

El congresista del Partido Morado logró representar ayer el consenso y la aprobación de una mayoría de bancadas que no consiguió un día antes su colega del Frente Amplio (FA), Rocío Silva Santisteban.

Cuando se contó el voto 60 que definió su elección, Sagasti estaba de pie en su curul y recibía muy emocionado los aplausos de sus colegas en el Hemiciclo, haciendo gestos de gratitud con los brazos. Su designación marcaba también el fin de una crisis política, como sucedió hace 20 años cuando el parlamentario Valentín Paniagua fue investido como presidente de transición.

“Hoy no es un día de celebración, porque hemos visto la muerte de dos jóvenes en protestas expresando sus puntos de vista”, fueron las primeras palabras de Sagasti como titular del Parlamento que marcaban un estilo con cercanía y empatía hacia la ciudadanía.

El legislador se refería a Jack Pintado e Inti Sotelo, las dos personas asesinadas por la Policía en las marchas registradas en Lima el pasado sábado.

“No podemos cambiar eso, no podemos retroceder, volverlos a la vida, pero sí podemos, desde el Congreso, desde el Ejecutivo, tomar las medidas, hacer las acciones para que esto no vuelva a suceder”, manifestó.

Su discurso fue escuchado con atención por sus colegas. Era el líder que se esperaban, el que calmara las calles y aliviara las protestas.

 

Confianza


En otro momento, ofreció confianza a la ciudadanía y pidió también al resto de las bancadas que confíen en su gestión.

“Todos en la Mesa Directiva haremos lo posible por devolver la esperanza a la ciudadanía, para demostrar que pueden confiar en nosotros, para demostrarles que somos responsables, trabajando en conjunto”, aseguró.

Por la noche, en Canal N, adelantó que no se apresurará en conformar su gabinete ministerial. No quiso adelantar nombres, aunque señaló que ya está conversando con “asesores de confianza” para organizar lo que será su gobierno.

 

No fue fácil

 

El panorama de ayer era incierto en el Congreso. El rechazo del domingo a la lista encabezada por la congresista del FA, Rocío Silva Santisteban, dejó mucha incertidumbre, desconfianza y pesar entre las bancadas. Ese día terminó con Julio Guzmán, líder del Partido Morado (PM), muy fastidiado y señalando a César Acuña, líder de Alianza para el Progreso (APP), a Daniel Urresti y José Luna, ambos de Podemos, de “hipócritas”. Y anunció que su bloque presentaría su propia plancha. Así se llegó al lunes.

La mañana de ayer, Silva Santisteban inició la jornada confirmando que no votaría por la propuesta de Guzmán. Aún estaba afectada por lo sucedido el domingo, cuando congresistas que le aseguraron su voto no la apoyaron luego en la votación.

Pero a pesar de esa postura, la parlamentaria fue quien representó a su bancada en las negociaciones. Según fuentes legislativas, en esas conversaciones el FA se dio cuenta que Silva Santisteban no podía integrar una lista. Su figura ideológica provocaba aún más oposición del Frepap y de Fuerza Popular. “Ella ya estaba quemada”, indicaron las fuentes consultadas por este diario.

Fue en ese momento en el que el FA pensó en Mirtha Vásquez, la otra legisladora del partido que no votó por la vacancia de Martín Vizcarra, para postular a la Mesa Directiva. Vásquez se sorprendió con la noticia. Su nombre también fue propuesto para integrar la lista que preparaba el vocero de Unión por el Perú (UPP), José Vega, con la congresista Ana Teresa Cabrera (Podemos) a la cabeza. Vásquez se negó porque consideraba que era unirse “a los golpistas”.

En el PM los encargados de dialogar con los grupos políticos eran Gino Costa, Alberto de Belaunde y Daniel Olivares.

A Francisco Sagasti no se lo vio en el Parlamento hasta que se confirmó la lista que encabezaría. Su firma fue la última en estamparse en el documento que se presentó a la Oficialía Mayor.

En Acción Popular, Luis Roel negociaba su propia candidatura contra el desencanto de algunos de sus colegas del partido. Somos Perú entró en los diálogos con Matilde Fernández luego de que UPP prefirió salir de la lista inicial para irse a la que armó Vega.

En esta última plancha se incluyó el nombre de la acciopopulista Leslye Lazo sin su rúbrica. Pero al percatarse de esto, la misma Lazo comunicó que no dio su consentimiento. La lista se cayó por esta falta.

Finalmente, la lista de Sagasti fue respaldada con 97 votos a favor, 26 en contra y ninguna abstención. Fuerza Popular, evidentemente tras la orden que habría recibido de su lideresa y candidata presidencial, Keiko Fujimori, fue el único bloque que le bajó el dedo de manera unánime a esa propuesta. En el caso de UPP, dirigido desde la cárcel por Antauro Humala, la mayoría (ocho) también votó en contra.

El fin de la crisis quedó corroborada luego de que Manuel Merino, el renunciante presidente, fue llamado dos veces a votar y no contestó. Nadie sabe de su paradero.

Hoy todo quedará oleado y sacramentado a partir de las 4:00 pm cuando Francisco Sagasti jure ante Mirtha Vásquez como presidente transitorio hasta el 2021.

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AFP / Perú 21