¿Es necesario cumplir con la ley de prevención de riesgo laboral?

¿Es necesario cumplir con la ley de prevención de riesgo laboral?

La prevención de riesgos laborales no es más que una serie de actividades y normativas que debe cumplir cada empresa, con el fin de brindar una mejor protección a sus trabajadores. Se trata de crear un plan de prevención, basándose en distintas medidas legales que permiten mejorar la imagen de una empresa. También funcionan para aumentar la motivación y satisfacción de los empleados, demostrando que la directiva de la empresa se preocupa por garantizar el bienestar para sus trabajadores.

Además, es importante destacar que todas las empresas tienen la obligación de elaborar un plan de formación para la prevención de riesgos laborales de los empleados. El objetivo es que estos tengan conocimiento de cada uno de los riesgos que deben asumir en su puesto de trabajo. También es necesario que este plan sea elaborado e impartido por profesionales con suficiente experiencia en el sector. Los expertos pueden aclarar dudas de forma breve y evitar en la mayor medida posible problemas futuros como consecuencia de una formación insuficiente hacia los empleados.

Como resultado, los empleados reflejarán una mayor productividad y eficiencia durante su horario de trabajo y la organización, rapidez y eficacia dentro de la empresa. Se verá notablemente beneficiada para el buen funcionamiento de la empresa.

Este Plan es aún más importante ahora, mientras dure la pandemia, ya que los empresarios deben garantizar la salud de sus trabajadores. Además evitar la propagación de la Covid19 es responsabilidad de todos.

Pero la pregunta que debe hacerse todo empresario es… ¿Cumplo con la PRL porque me obligan, o porque es bueno para mi empresa? Sin duda por lo primero, pero sin duda también por lo segundo. Es importante cumplir con la legislación, por supuesto, pero lo más importante debe ser la parte más humanitaria, ya que a fin de cuentas el personal, el recurso humano, es el recurso más importante que tienen las empresas, y los accidentes, por pequeños y leves que sean, son una alteración en el buen funcionamiento del negocio, y eso es malo porque, inevitablemente, se traduce en una menor productividad.

Recomendaciones para elaborar un plan de riesgo laboral efectivo

Si tienes interés en realizar un buen plan para riesgos laborales, debes tener en cuenta una serie de pasos previos a realizar para que el mismo sea elaborado en la forma correcta. Por este motivo, es recomendable elaborar las medidas y formación a los empleados mediante, la presencia de profesionales expertos y capacitados en el área de Prevención de Riesgos Laborales, con el fin de garantizar la efectividad del plan. Así, a la hora de realizar un plan, el empresario debe realizar de manera obligatoria una serie de pasos para brindar protección ante los riesgos.

Evaluación de riesgos

Para ello, es necesario tener en cuenta una descripción breve de la empresa y las actividades realizadas en la misma. Se elabora así una estructura organizativa de la empresa con las características del trabajo de cada área y las actividades realizadas en la misma. Esta es la manera en la que se obtendrá un estudio completo sobre los posibles riesgos laborales para los empleados.

Realizar el plan de acción

Una vez que se tienen en cuenta los riesgos laborales, es necesario implementar medidas para reducir o eliminar tales riesgos, con el fin de asegurar la salud y bienestar de los trabajadores. A su vez, se deben tener en cuenta los recursos y modelo de prevención a utilizar, para llevar a cabo dicho plan y realizar la correcta formación de los empleados en función a la situación real de la empresa. Un plan realista es clave en este aspecto.

Es muy importante saberr que el Plan de Acción es eso: un plan. Una estrategia. Una serie de instrucciones a seguir. Por tanto, es un documento que debe presentarse a la empresa, y que la empresa debe conocer, tanto el empresario como los trabajadores.

Seguimientos futuros

Para implementar las medidas y asegurar la efectividad, se deben realizar seguimientos futuros que le ayuden a la directiva de una empresa a garantizar el buen funcionamiento y práctica de las medidas instauradas. Así es cómo los empleados se acoplen de manera permanente al plan de prevención de riesgos y, a su vez, asegurar que se adapte perfectamente a la empresa.

Contar la ayuda de un servicio profesional

Además de asegurar la efectividad de los hechos, un servicio profesional es la ayuda ideal para ahorrar tiempo y dinero durante la implementación del plan de prevención de riesgos laborales. Los especialistas tienen las técnicas adecuadas para poder implementarlas según sea necesario en cada empresa. Estos se encargarán de que todos los trabajadores cumplan de manera correcta con las medidas preventivas.

Los profesionales también se destacan por utilizar las herramientas e instrumentos adecuados para realizar la perfecta evaluación de las diferentes áreas de la empresa. Esta es la única manera de garantizar un servicio de calidad.

Obligaciones de los empresarios y trabajadores ante la PRL

Los empresarios están en la obligación de proteger y reforzar la seguridad y salud de cada empleado. Para esto, debe ofrecer una completa instrumentaría y herramientas que le ayuden al empleado, llevar a cabo su trabajo de manera satisfactoria. También debe asegurarse de que se cumplan correctamente con las políticas de seguridad y salud en la empresa. Es importante tener en cuenta aquellos trabajadores que requieren una atención especial, tales como menores o embarazadas, por ejemplo.

Por su lado, el empleado también debe cumplir con una serie de obligaciones. La más importante de ellas es que el empleado debe informar sobre su verdadero estado de salud, que debe estar validado con citas e informes médicos. También tiene el deber de avisar sobre los posibles riesgos en su puesto de trabajo a los médicos. Además, este la responsabilidad de participar y realizar todas las actividades de formación para la prevención de riesgos laborales.

En caso de no cumplir con los requerimientos, el empresario deberá asumir una serie de penalizaciones legales, si la vida o la salud del empleado se ven perjudicadas por las labores de su puesto de trabajo. Se trata de un trabajo que deben hacerse por ambas partes, tanto la empresa como sus trabajadores.