El vello facial, una seña de identidad: conoce los tipos de barba

El vello facial, una seña de identidad: cuáles son los tipos de barba

Foto: Mr Shave

Actualmente, nos encontramos inmersos en una generación donde la apariencia no solo es importante, sino que está a la orden del día para miles de millones de personas diariamente. Ya sea a través de las redes sociales, o a través de ámbitos como la moda, nuestra imagen está constantemente sometida al juicio de los demás, y nos guste o no, eso ha ido cambiando las tendencias a lo largo de los años.

Debido a que un número tan grande de personas pasa por nuestros ojos cada hora, se ha vuelto casi imprescindible la adaptación de un concepto en nuestras vidas; estamos hablando de la marca personal. La marca personal es un conjunto de aspectos de nuestra vida que seleccionamos meticulosamente para mostrarnos a los demás. En la creación de esta marca personal, intervienen factores como las habilidades sociales, la moda, y en el caso de los hombres, también nuestra barba.

La barba y el bigote son dos formas originales de crear una imagen propia con personalidad y estilo. De hecho, se trata de un elemento tan personal que a muchos se nos vendrá a la cabeza directamente la imagen de un bigote si mencionamos según qué nombre, por ejemplo… ¿Nietzsche? ¿Salvador Dalí? Seguro que enseguida teníamos en mente una imagen de sus peculiares bigotes.

Hoy vamos a hablar de bigotes y barbas, de sus diseños y cuidados, así como de un increíble proyecto enfocado a la calidad y la cantidad de vida de los hombres: el movimiento Movember.

La barba, el vello facial que personaliza

Es cierto que cuando se suele hablar de barbas, lo primero en lo que pensamos es en la típica imagen de la barba de leñador, muy poblada y larga, o incluso en la casi caricaturizada barba del mago más sabio de Hogwarts, Dumbeldore. Sin embargo, con respecto a las barbas podemos encontrar decenas de diseños diferentes y cada uno puede escoger el que más combine con sus características o con su estilo. Si hacemos un ranking de los estilos de barba más conocidos, nos encontraríamos con lo siguiente.

Barba de tres días. No tiene por qué ser de 3 días, pero es mundialmente conocida así. Es un tipo de barba más informal y juvenil, pero que se ha puesto muy de moda durante los últimos años. Este tipo de barba no requiere apenas retoques como cualquier otra, ya que consiste únicamente en dejar crecer el pelo durante unos días, solo hasta que se vea la forma de la barba perfilando el rostro. Es una opción perfecta para rostros con líneas más rectas.

Barba pegada o corta. Es prácticamente el tipo de barba más extendido. No llega a ser una barba larga, pero sí que necesita normalmente al menos un mes para tenerla. Sin embargo, en este caso sí que es importante ir perfilándose, y podríamos empezar a incluir productos para el cuidado de la piel y el pelo como los de Mr Shave, que son unos de los mejores profesionales del sector.

Barba larga. Según los más puristas, esto es a lo único a lo que se le puede llamar barba, y no simplemente tener pelo en la cara. Las barbas largas requieren, no obstante, unos cuidados bastante peculiares tanto para el pelo como para la piel. Dentro de los productos más útiles, podemos hacernos con champú especial para barbas, y algún acondicionador para moldear y un tónico para mantener la piel hidratada y fresca. Quizá no consigamos parecernos del todo a Jason Momoa, pero él sí que utiliza productos como los que hemos citado, y parece que le va bastante bien.

Bigotes

Después nos topamos con los bigotes, una opción bastante más original ya que pocos hombres recurren actualmente a uno. Al igual que con las barbas, aquí también hay algunos más comunes que otros.

Bigote chevron. Es el tipo de bigote más común. Suele combinarse con un poco de barba de unos días pero queda igual de bien solo. Es un bigote poblado pero no muy largo, de forma que no llegaría a cubrir mucho el labio superior.

Bigote morsa. Es uno de los más icónicos y difíciles de conseguir ya que se necesita por una parte una buena densidad de pelo, y por otra una forma de la cara adecuada y un mantenimiento específico para “abombar”. Este tipo de bigote es bastante más grande y puede llegar a cubrir prácticamente toda la boca.

Bigote inglés. Más original, pero necesita un mantenimiento más continuo, además de que necesita peinarse cada vez que salimos a la calle ya que de no hacerlo, los adornos de los dos extremos caen hacia abajo y quedan bastante mal.

Antiguamente los estilos de bigote eran diferentes, y eran comunes otros que hoy en día apenas se ven, como el de herradura. Sin embargo, sea del tipo que sean, los bigotes y las barbas siguen siendo una seña de identidad de los hombres más atrevidos.

El movimiento Movember

Movember es un movimiento que consiste en dejarse bigote o barba, creando nuestro propio “Mo”, y recaudando fondos para solucionar problemas masculinos como la tasa de suicidios o la mortalidad prematura. Así que, ya sea por estética o por solidaridad, déjate crecer ese vello facial, porque como se suele decir, donde hay pelo hay alegría.