Desde 2011 La Selva Amazónica fue declarada como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo

Desde 2011 La Selva Amazónica fue declarada como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo

 

 

El 11 de noviembre de 2011 la Selva Amazónica fue declarada como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo.

 

La Amazonia, también denominada Amazonía1​ (en portugués: Amazônia, en francés: Amazonie, en inglés: Amazonia, en neerlandés: Amazone), es una vasta región de la parte horizontal y septentrional de América del Sur que comprende la selva tropical de la cuenca del río Amazonas.

 

Las adyacentes regiones de las Guayanas y el Gran Chaco también poseen selvas tropicales, por lo que muchas veces se las considera parte de la Amazonia. Esta selva amazónica es el bosque tropical más extenso del mundo. Se considera que su extensión llega a los 7 000 000 km² repartidos entre nueve países, de los cuales Brasil y Perú poseen la mayor extensión, seguidos por Bolivia, Colombia, Venezuela, Ecuador, Guayana Francesa y Surinam.

La Amazonia se destaca por ser una de las ecorregiones con mayor biodiversidad en el planeta. Además, la Amazonia apoya a la regulación del ciclo de carbono y del cambio climático. Las anomalías que suceden en cuanto a aumento en la tasa de {\displaystyle {\ce {CO2}}}{\displaystyle {\ce {CO2}}}están en sincronía con periodos secos en grandes partes del Amazonas, por lo tanto, el Amazonas actúa como un medidor atmosférico global de {\displaystyle {\ce {CO2}}}{\displaystyle {\ce {CO2}}}.

El 11 de noviembre de 2011 la selva amazónica fue declarada una de las siete maravillas naturales del mundo. Cubriendo las tierras emergidas que rodean el ecuador hay vastas zonas de bosques tropicales lluviosos. Africa occidental y central tiene algunos, especialmente en la cuenca del Congo; también los hay en Asia, Australia y América Central y especialmente en Sudamérica.

Ninguna selva tropical puede compararse en extensión con la del Amazonas, que cubre 5 millones de kilómetros cuadrados, nada menos que un tercio del continente sudamericano. Pero allí, como en todos los demás lugares, los bosques tropicales están siendo talados rápidamente y aplanados para explotar su riqueza maderera y dejar libre el terreno para otros usos.

Cuando los árboles desaparecen, la tierra pierde gran parte de su fauna y de su escasa fertilidad, y los efectos se sienten no sólo allí, sino incluso muy lejos de esa zona: hay aves que crían en tierras templadas muy al norte, pero que viven la mayor parte del año en la selva Un total de 2.782.353 hectáreas de la selva amazónica colombiana estarán protegidas a partir de ahora bajo la figura del Parque Nacional de la Serranía de Chiribeque, más del doble de la superficie que preservaba hasta entonces, según ha informado la Organización Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN, en sus siglas en inglés). Wikipedia https://sites.google.com/