Una vez que pongas en practica estos sencillos trucos no tendrás que volver a lidiar con el olor que impregna estos alimentos en tus manos, pasado el rato de haberlos utilizado.