Calaveras decoradas con gafas de sol y cigarrillos en Bolivia

Calaveras decoradas con gafas de sol y cigarrillos para honrar a los muertos en Bolivia

Calaveras decoradas con gafas de sol y cigarrillos para honrar a los muertos en Bolivia. Foto: Agencias

Los bolivianos celebraron el Día de las Calaveras durante el fin de semana, una colorida tradición arraigada en antiguas creencias indígenas que tiene el objetivo de traer buena suerte y protección al honrar a los muertos.

Conocidas como “ñatitas”, las calaveras se decoran y desfilan al cementerio una semana después del Día de Todos los Santos. Algunas son adornadas con gafas de sol y cigarrillos, así como con flores y sombreros de colores.

Se cree que las celebraciones de las calaveras, que son mantenidas adentro la mayor parte del año, tienen sus raíces en la costumbre de Uru Chipaya de desenterrar los cuerpos de los seres queridos en el primer aniversario de su muerte.

El festival de este año coincide con la toma de posesión del nuevo presidente de Bolivia, Luis Arce, que culmina un año turbulento para el país andino, que se ha visto sacudido por agitación política y la pandemia del coronavirus.

“Venimos a pedir o los devotos vienen aquí a pedir los favores que quieren, especialmente salud y bienestar para la familia”, dijo Ángel Aduviri, quien celebraba el día y contó que las calaveras ayudaban a las personas a conseguir lo que necesitaban.

Pobladores de Bolivia piden bendiciones, salud y protección a las Ñatitas antes de las celebraciones del Día de las Calaveras, en La Paz, Bolivia, el 7 de noviembre de 2020. REUTERS / David Mercado

“En 2014, una persona le dijo a las calaveras que quería ser legislador y las calaveras le concedieron su deseo, esa persona fue elegida legislador”, agregó.

Las tradiciones y culturas de los aimaras, quechuas y otros grupos siguen siendo fuertes en Bolivia, donde la población indígena es mayoría en un país ubicado en el corazón de Sudamérica.

El partido socialista MAS de Arce, que estuvo casi 14 años en el poder bajo el gobierno del líder indígena Evo Morales hasta que fue derrocado el año pasado en medio de protestas, ha tenido tradicionalmente fuertes vínculos con los grupos y movimientos indígenas del país.

“He venido a visitar las Ñatitas, venimos todos los años, hay muchos devotos”, dijo la devota Rosario Zelaya. “Ellos son nuestros ángeles, nos cuidan, nos guían, nos ayudan, nos protegen y nos bendicen. Obviamente primero Dios y luego nuestras almas”, agregó.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Reuters