4 motivos para comer piña: descubre cómo mejora tu salud

4 motivos para comer piña: descubre cómo mejora tu salud

La piña o ananá es una rica fruta tropical que puede comerse de muchas formas y que encontramos en varias presentaciones: en conservas, mermeladas, al natural, deshidratada, en helados, etc. De hecho, la piña se ha ganado espacios dentro de los platos salados como la pizza o algunas ensaladas; todo dependiendo de su estado de maduración y calidad.

Siempre habrá alguna forma deliciosa para comer piña; sobre todo en los postres, donde la piña deshidratada tendrá protagonismo.

En esta oportunidad queremos contarte sobre todos los beneficios que esta fruta aportará a tu salud. Así que, si no acostumbras a comerla con frecuencia, quizás esto te motive a hacerlo.

1. Bajar de peso con piña

Esto es necesario cuando sufres de sobrepeso, pero nunca lo recomendamos para bajar de peso sin supervisión nutricional. Sin embargo, la piña es excelente para reducir algunos kilos. ¿Por qué? La piña es rica en agua: cada piña equivale a dos litros de agua. Además, al comer piña quedarás saciado.

El zumo de piña, el jugo sin endulzantes refinados, el agua de cáscara de piña o los mismos trozos de esta (al natural), sí que sirven para hidratarse y bajar unos kilos extra. Tomar piñas coladas, piñas en almíbar o tartas de piñas no te ayudarán. También toma en cuenta que cualquier alimentación saludable debe ser acompañada con actividades físicas.

2. Maravillosa para la piel

La piña es una excelente cicatrizante y a su vez evitará el envejecimiento prematuro de tu piel. Consumir piña constantemente ayudará a que tu piel luzca más tersa. Además de eso tiene usos muy específicos como los relacionados al acné que, aunque debas asistir al dermatólogo, te adelantamos que las mascarillas faciales que incluyen piña cerrarán poros abiertos y eliminarán puntos negros.

Cuando hablamos sobre los beneficios para la piel notamos que no solo el consumo de piña es beneficioso, sino que también la aplicación tópica puede ofrecernos muchas propiedades para la salud. Una piel sana siempre será un buen estímulo para sentirnos mejor a nivel anímico, algo necesario para motivarse al momento de cuidar el organismo.

Entre muchos tratamientos caseros para evitar el acné y prevenir el envejecimiento hay uno que queremos recomendarte: mezclar puré de piña con cúrcuma y miel; y aplicarlo sobre todo el rostro, pero evitando el contorno de ojos. Si repites esto esporádicamente, tu piel se verá mejor.

3. Cabello fuerte y radiante

El agua de piña es un líquido que obtienes luego de cocer su cáscara y esta es perfecta para tratamientos capilares. Este beneficio está relacionado con el cabello ondulado, rizado u con otra textura pero que sufra de frizz: algo típico de las temporadas frías. En esos casos, lo ideal sería lavar tu cabello como lo haces habitualmente, pero al final rociarlo con agua de piña.

Pero llevando el beneficio de la piña a otro nivel: debido a que la cáscara es rica en niacina, este tratamiento podría ayudar a personas que sufren de caspa o de patologías como la alopecia. ¿Por qué? Porque la niacina o vitamina 3 es un ácido que mejora la circulación sanguínea, lo que hará que el cabello crezca más rápido y fuerte.

4. Es desintoxicante

Después de leer sobre algunas de las propiedades de la piña, creemos que ha quedado claro el beneficio general: ser un antioxidante por excelencia. Esta deliciosa fruta es rica en nutrientes y en antioxidantes que te ayudarán a eliminar el exceso de radicales libres. ¿Qué causa ese exceso de radicales libres? Debilita muchísimo al sistema inmunológico, dejando la puerta abierta para contraer enfermedades. ¡Así que a comer piña!