Hace 94 años Houdini realizó el truco de morirse: Aquí la historia de los códigos que dejó por si se comunicaba del más allá

Hace 94 años, Houdini realizó el truco de morirse: Aquí la historia de los códigos que dejó por si se comunicaba del más allá

Harry Houdini

(Budapest, Imperio austrohúngaro; 24 de marzo de 1874-Detroit, Míchigan; 31 de octubre de 1926), de nombre verdadero Erik Weisz (cambiado después por Erich Weiss al emigrar a Estados Unidos), fue un ilusionista y escapista austrohúngaro nacionalizado estadounidense.

Concebía la magia como un espectáculo en sí mismo y demostró gran habilidad para liberarse del interior de cajas fuertes arrojadas al mar, de camisas de fuerza colgado boca abajo de rascacielos, y de toda suerte de esposas, cuerdas, baúles cerrados con candados y cadenas de cualquier tipo.

Antes de morir, preparó una prueba definitiva contra su tan aborrecido espiritismo. Creó un código que comunicaría a su mujer si le era posible en el plazo de diez años tras su muerte. Se dice que ningún médium consiguió comunicarle el código correcto.

El gran Harry Houdini (1874-1926) fue el mejor  Mago ilusionista y escapista de sus tiempos, de origen judío que vivió en los Estados Unidos y su de verdadero nombre fue Erik Weiss.

El reconocido ilusionista, hacia de los trucos de magia un espectáculo de renombre y demostró gran habilidad para liberarse del interior de cajas fuertes arrojadas al mar, camisas de fuerza colgado boca abajo desde la azotea de edificios, y de toda especie de esposas, cuerdas, baúles cerrados con candados y cadenas de acero.

Este tan gran mago nunca creyó en el espiritismo  y consideraba a las personas que lo practicaban como estafadores que solo buscaban el dinero de las personas que no superaban la muerte de sus seres queridos.

Cuentan las historias, que su desagrado con los espiritistas se acrecentó en el momento que una médium intentó contactarse públicamente con el espíritu de su madre; cuando la médium declaró abiertamente el «mensaje del más allá» Houdini publicó una respuesta irónica en la cual expresó su asombro sobre la capacidad de los muertos por aprender nuevas lenguas y adoptar nuevas creencias religiosas, ya que el mensaje era precedido por una cruz católica y estaba escrito en inglés, mientras que su madre, Cecilia Steiner, era una severa judía que solo hablaba una combinación de húngaro, yidis y alemán.

Es entonces cuando se dispone desenmascarar a todos los espiritistas que aceptaran los retos que el les proponía. Pero eso no fue todo sino que antes de morir, preparó una prueba definitiva contra su tan aborrecido espiritismo; creó un código que comunicaría a su mujer si le era posible en el plazo de diez años tras su muerte.

Se dice que ningún médium consiguió comunicarle el código correcto.

Su muerte

La muerte de Harry Houdini se produjo por una peritonitis, la cual se aceleró luego de que unos jóvenes universitarios se acercaran a él y le planteara el reto de recibir golpes en el estómago para probar la resistencia que el mago tanto decía, a lo que el Houdini acepto sin miedo. Sim embargo uno de los golpes le originó la ruptura de la apéndice que a suposición de los médicos de ese entonces ya tenía días inflamada.

Descifra el código

Houdini, no creía en los espíritus del más allá, por eso le dió a su esposa un código de diez palabras, que consistía en que cuando él estuviese muerto y un médium se comunicara con ella, solo a través de dicho secreto la esposa podría comprobar que si existe espíritus del más allá.

Aunque, muchos espiritistas aseguraron haber entrado en contacto con el espíritu de Houdini, especialmente uno llamado Arthur Ford, su esposa nunca recibió el código secreto. Llegaron a publicar historias falseando incluso el testimonio de Bess para hacer creer que había aceptado que el código había sido revelado, pero nunca fue así.

Sin embargo, el Código resultó ser mucho más sencillo: apenas dos palabras que recuerdan el momento en el que se enamoró de su esposa mientras ella cantaba una canción para él, aunque otros señalan que se trata de una línea de diálogo de un libro.

Una de las palabras extraída de la canción  era «ROSABELLE», pero para conformar la frase, Houdini decidió agregarle una segunda palabra que solo sería descifrada a través de este código:

Pray  = 1=   A              Please= 6= F

Answer  = 2  = B         Speak = 7 = G

Say  = 3 =  C               Quicky = 8 = H

Now = 4 = D               Look = 9= I

TELL = 5 = E              Be quick = 10 = J

Cada una de esas palabras tenía un equivalente numérico que a su vez representaba la posición de una letra en el alfabeto.

De modo tal, que cuando se nombraba  una palabra esta atribuía un número que revelaría la posición alfabética de una letra y serviría para formar las segunda palabra secreta: “BELIEVE” en español “CREER”.

Ejemplo: para encontrar la letra “L” que es la décimo segunda letra (12) del alfabeto era necesario que el espiritista escuchara la palabra pray = 1 + answer = 2 que daría el número 12 en la ubicación del alfabeto.

Siendo entonces la combinación para formar la frase “Rosabelle believe” en español “Rosabelle cree” la siguiente:

 Answere = 2 = B

Tell = 5 = E

Pray = 1+ Answere = 2 = L

Look = 9 = I

Tell = 5 = E

Answer = 2 + Answer =2 = V

Tell = 5 = E

Sea cual sea el origen de las palabras se dice que del Código Houdini siempre estuvo inscrito en un anillo que el ilusionista le regaló a su esposa después de casarse. “ROSABELLE BELIEVE”

Manuel García/Web varias

Noticia al Día