Parque La Marina, un espacio donde batallan el olvido y el vandalismo

Parque La Marina, un espacio donde batallan el olvido y el vandalismo

Foto: Luis Fernando Herrera / NAD

El deterioro del Parque La Marina pareciera causado por un huracán que se llevó años de historia y arte a su paso

La necesidad y calamidad no deja de lado los espacios públicos, así ocurre con el Parque La Marina. Debería estar brillando, con su imponencia en la costa, pero no es así, y es que el lugar donde se erige el Mirador del Lago de Maracaibo, está a la intemperie, siendo la atracción ya no para mirar desde él sino para ser detalladamente observado, pues desvalijado en su planta baja da la bienvenida a unos ascensores que por ahora lucen como la infraestructura: inerte.

Foto: Luis Fernando Herrera / NAD

A pocos metros están los bloques centrales que en otrora eran contentivos de historia, eran un libro abierto al conocimiento del Zulia y de sus batallas, pero hoy, los grabados ya no están y los árboles que le daban un poco de vida al área se confunden con el olvido.

Foto: Luis Fernando Herrera / NAD

 

Una de las últimas obras de Víctor Valera en la ciudad como lo era la escultura Homenaje a la Batalla Naval del Lago colocada en el Parque la Marina en 1973 fue desmantelada en su totalidad. El muro de su base hoy es un baño al aire libre y algunas veces entre los arbustos y los rincones solo se percibe peligro, miedo, e incluso hasta sexo, pues en la penumbra se esconden aquellos que hacen de lo furtivo y ocasional una forma de vida.

 

Foto: Luis Fernando Herrera / NAD

 

De la Plaza del Buen Maestro no queda mucho, parece sufrir el mismo mal de los docentes del país: la agonía. Ni de la discoteca a la que muchos le llamaban “La casa del Pintor”, se percibe su hermosura, solo una estructura desgastada poco a poco, suerte con la que no contó la cancha techada, hoy luce como si apenas fuesen a construirla, parece una maqueta mal hecha que no le da espacio al deporte.

Foto: Luis Fernando Herrera / NAD

 

Foto: Luis Fernando Herrera / NAD

 

Algunas de sus caminerías se confunden con las ramas secas, y forman laberintos a la vista. Las banquetas hoy sirven como cama para quienes abrazan al frío concreto como un hogar, e incluso algunos la toman como lavandería, pues a un costado una de sus tuberías sirve de despacho improvisado a quienes persiguen una gota de agua durante los incesantes días de sequía.

 

Foto: Luis Fernando Herrera / NAD

 

Una de las últimas intervenciones que tuvo el Parque La Marina fue en el 2016, para ese entonces Instituto Autónomo Regional del Ambiente (IARA), anunciaron que reforzarían el sistema de riego y se repondrían las luminarias dañadas. Incluso se anunció el funcionamiento de su mirador, pero poco de ello ocurrió y lo que se hizo fue desvalijado a los meses y trajo consigo el actual escenario.

 

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día