Mordedura letal: Escases de sueros antiofídicos sigue arrastrando vidas

Mordedura letal: Escasez de sueros antiofídicos sigue arrastrando vidas

Mordedura letal

Foto: Referencial

Las mordeduras de serpientes son unas de las causas de muertes más elevadas en Venezuela, sin embargo, el silencio ante estos casos son cada vez más notorio.

A diario, dos o tres personas son atacadas por una culebra, dando paso a la más grave odisea que pueda atravesar un ser humano, pues su vida se alarga a menos de 72 horas para ser atendido y suministrarle el suero antiofídico.

Lea también: Mataron a sacerdote de una iglesia mientras despedía a sus fieles en Cojedes

En Venezuela, la grave escases del antídoto, agudiza las probabilidades de salvar a la persona. Por su parte, el mayor Luis Contreras, perteneciente a bomberos marinos INEA Maracaibo,  especialista en mordeduras de serpientes, es quien tiene la responsabilidad de recibir y entregar los pocos sueros en el país.

Recrudece el traslado 

Para el mayor Contreras, el poder llevar las dosis recomendadas a un paciente, es una de las problemáticas que a diario debe afrontar.

«Anteriormente, las autoridades me colaboraban con el traslado y con ello todo el protocolo para llegar a la víctima, pero todo eso se perdió. Hoy en día, el traslado corre por parte de los familiares, quienes corren con los gastos, y aún así, pasó horas esperando porque alguien me acerque de manera voluntaria hasta el lugar que debo llegar».

Sin embargo, la larga espera, finaliza con la vida de los pacientes, quienes mueren esperando la cura. 

Uno de los casos es el del adolescente: José Miguel Loyo López, de 13 años, quien falleció la madrugada de este miércoles 21 de octubre, en la UCI del hospital Dr. Alfredo Van Grieken de Coro.

«El jovencito murió esperando el antídoto, mientras yo me encontraba varado en el Puente sobre El Lago de Maracaibo, a la espera de una ‘cola’. Al conocer que el muchacho había muerto, me regresé para mi casa, no había nada que hacer», narró el mayor Luis Contreras, mientras lamentaba el suceso. 

Grande inversión: Poca ganancia

A nivel mundial, el suero antiofídico es uno de los medicamentos más costosos, ya que su elaboración es un largo proceso y deja poca ganancia.

En su mayoría, las personas que son mordidas por serpientes son de bajos recursos y no cuentan con el dinero suficiente para costear el tratamiento.

Según el mayor Luis Contreras, cada Kitts de sueros, el cual contiene 100 miligramos de antiveneno, puede costar de 150 a 200 dólares en la entidad.

Asimismo puntualizó que en la única parte donde realizan el antídoto es en La Universidad Central de Venezuela. Allí, el laboratorio Biotecfar, es el encargado de producirla.

OMS emitió alerta

 Para el año 2011, la Organización Mundial de la Salud (OMS), emitió una alerta declarando las mordeduras de serpientes como un problema de salud pública. Se presume, que al año, cobra la vida de 150.000 personas y pone en riesgo a otras 400.000.

«Las personas mordidas por serpientes, deben suministrarles el suero ante de las seis horas, si no, ante de los cuatro días. El retardo, puede generar secuelas: Amputación, insuficiencia renal entre otros», agregó el mayor Contreras.

El especialista en mordeduras, reiteró que el suero puede ser suministrado en mujeres embarazadas, niños o personas adultas, ya que no produce ningún efecto adverso, aunque indicó que solo en el 10% por ciento de los pacientes a nivel mundial, ocasiona alergia y esa reacción aparece cuando se coloca suero de caballo. «La alergia es algo que aparece en algunas personas, pero se trata con Hidrocortisona, pues el tratamiento se debe colocar», finalizó diciendo, Contreras. 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Greily Núñez

Noticia al Día