Jueces y fiscales recorrieron instalaciones de la Dgcim

Jueces y fiscales recorrieron instalaciones de la Dgcim

En los patios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) siempre hay un privado de libertad trotando, tomando sol, jugando básquetbol o conversando con algún compañero de celda. Incluso desde las ventanas del piso 4, los directivos se asoman para cerciorarse de que siempre haya un preso en esas áreas externas. «Procuramos que la mayor cantidad de detenidos salgan diariamente a disfrutar del parque», comentó Carlos Terán, directivo de la institución, quien sirvió de anfitrión en una visita guiada al establecimiento central del principal organismo de inteligencia militar en Venezuela. «Nosotros nos asomamos a cada rato por las ventas para chequear que haya presos en las áreas recreativas», acotó. 

El recorrido por las instalaciones de la Dgcim era destinado a jueces, defensores públicos, fiscales del Ministerio Público y funcionarios de la Defensoría del Pueblo. «Esta es la Dirección de Operaciones «, dijo Terán al mostrarnos una sala provista de computadoras, pantallas y papeles pegados a las paredes. «Este es el cerebro de todo», señaló Terán aludiendo a la Dirección conformada por 50 analistas. «De aquí salen las novedades de todos los factores relacionados a un evento; de aquí salen proyecciones y conclusiones «, explicó. 

La caminata por los pisos siguió hasta la Dirección de Asuntos Especiales cuyas paredes están adornadas con figuras de escudos del rey espartano, aquel que con pocos soldados derrotó al enemigo. «Esta Dirección se encarga de capturas emblemáticas», comentó su director Alexander Granko.  

La visita tiene una interrupción para un refrigerio de café, agua, tortas y galletas. Pero allí mismo en esa sala de reuniones, un funcionario de la División de Búsqueda, Captura y Custodia nos coloca un video donde se aprecian las diversas actividades dentro de ese centro de reclusión preventiva. Por ejemplo, hay una escena donde el general Héctor Armando Hernández Da Costa, uno de los procesados por el magnicidio frustrado del 4 de agosto de 2018, se le ve con un balón en la mano jugando con otros militares de alto rango. Da Costa sonríe al encestar el balón de basquetbol frente a sus compañeros de juego.  

En otro fragmento del video hay escenas de un sacerdote católico cristiano celebrando misa y un culto evangélico con predicación de una pastora de esa rama religiosa. Ambas ceremonias transcurren en la llamada pecera, espacio de usos múltiples donde los privados de libertad suelen recibir a sus abogados, familiares y amigos. El video muestra momentos de cuando familiares traen comidas a los reclusos los lunes y jueves. «Esas son comidas que ellos piden, porque aquí tienen desayuno, almuerzo y cena «, aclaró el funcionario anfitrión. «Si uno de ellos quiere pizza hecha en horno de leña, puede decirle a su familiar», acotó. 

Después del video, nos exhibieron varias láminas para describir cómo están distribuidos los 109 privados de libertad que alberga el Dgcim. Son 96 hombres (88%) y 13 mujeres (12%). 68 civiles y 41 militares distribuidos en cinco espacios: Los Aleros, La Venezuela de Antier, La Casa de los Sueños y La habitación Hilton. El anexo femenino no ha sido bautizado con nombre alguno porque recién está culminada su refacción general. De esos espacios, el único que está fuera de Boleíta es La Venezuela de Antier, situada en Fuerte Tiuna, con capacidad para 16 reclusos y actualmente ocupada con dos privados de libertad. 

Los Aleros es el espacio de celdas de la Dgcim con mayor cantidad de reos con 49 personas. La Casa de los Sueños, donde pueden albergar 48 presos, actualmente están recluidos 39. La Habitación Hilton fue diseñada para 10 privados de libertad y actualmente agrupa a seis generales. Y el recién remodelado anexo femenino está ocupado con 12 mujeres, justamente la capacidad para el cual fue concebido.  

Hecho todo el bosquejo de los distintos centros de reclusión, el anfitrión explicó que la división a su cargo se encarga de ejecutar las órdenes de aprehensión emanadas de tribunales contra quienes están incursos en delitos contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y su comandante en jefe. Apoyado en láminas, el anfitrión indicó que 33% de los reclusos que alberga la Dgcim están procesados por conspiración y rebelión. Luego siguen los procesados por corrupción (13%), sustracción de efectos pertenecientes a la Fanb (13%), tráfico de armas (7%) y homicidio (2%).  

Los visitantes recorrieron todos los espacios donde están los presos y tuvieron chance de interactuar con algunos de ellos, entre quienes figuran las mujeres del anexo femenino, quienes preguntaron por medidas cautelares tramitadas. El juez 3° de control en materia contra el Terrorismo, José Mascimino Márquez, les explicó que toda solicitud es estudiada.   

La visita concluyó en los sótanos del Dgcim donde funciona una embotelladora de agua extraída de un pozo perforado en los patios de la policía especializada en inteligencia militar y del cual se abastecen todos los privados de libertad y el personal. Aunque si el familiar prefiere llevarle su agua al recluso, la reciben en botellas identificadas con el nombre del destinatario. “El pozo mide 130 metros y lo construimos hace siete meses”, comentó el encargado mientras repartía botellitas de agua a los invitados. El envase, con el logo del Dgcim, explica que el agua es tamizada en tres filtros “y un sistema de ozono y luz UV…todo en cumplimiento con las normas sanitarias publicadas en la Gaceta Oficial 36.395 del 13/2/98.  

Delegados de Bachelet visitaron a reos

Salud. El servicio médico de la Dgcim está compuesto por una farmacia, tres ambulancias, dos consultorios de odontología y uno de medicina general donde tienen una máquina para detectar el covid-19. Una de las visitantes se practicó la prueba mediante el hisopo y en 12 minutos obtuvo el resultado. Nada alarmante.  

Unidad Especial Criminalística. Esta dependencia ocupa medio piso donde los expertos investigan si un arma fue empleada en un homicidio, si una persona estuvo en el sitio donde hurtaron armas de fuego o si las balas utilizadas para atacar una instalación pertenecen a la Fanb, entre otros. Hay una cámara de disparo para realizar tales comparaciones balísticas, así como un microscopio especial, tal como lo explicó la jefe del departamento quien exhibió los demás aparatos de uso frecuente en las investigaciones penales solicitadas por el Ministerio Público.  

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Tomado de Últimas Noticias