Interpol busca al tailandés heredero de Red Bull acusado de la muerte de un policía

Interpol busca al tailandés heredero de Red Bull acusado de la muerte de un policía

Interpol busca al tailandés heredero de Red Bull acusado de la muerte de un policía. Foto: Agencias

Interpol lanzó una notificación roja solicitando la detención de Vorayuth «Boss» Yoovidhya, heredero del imperio Red Bull, acusado de arrollar con resultado de muerte a un policía en Bangkok, en 2012, para luego huir en su Ferrari, informó este domingo la policía tailandesa.

El anuncio, en julio pasado, del abandono de los cargos contra el nieto del fundador de la marca de bebidas energéticas causó gran revuelo en el reino.

Su caso se ha convertido en símbolo de los privilegios brindados a la élite del país y el logotipo de Red Bull ha sido esgrimido durante protestas estudiantiles exigiendo más democracia.

Ante la situación, a comienzos de agosto se inició una nueva investigación y se emitió una nueva orden de arresto internacional contra Vorayuth Yoovidhya, por «conducción imprudente con resultado de muerte» y consumo de cocaína.

El portavoz de la policía tailandesa, coronel Krissana Pattanacharoen, confirmó este domingo que Interpol lanzó una notificación roja durante esta semana, un procedimiento para solicitar a las fuerzas del orden de los 194 países miembros de Interpol que localicen y detengan a determinada persona.

El 3 de septiembre de 2012, Boss, uno de los herederos de la familia cuya fortuna según Forbes es de más de 20.000 millones de dólares (unos 17.000 millones de euros), conduce su Ferrari por las calles de Bangkok. Atropella a un policía en motocicleta, lo arrastra 200 metros, y se fuga. El aceite que escapa del coche lleva a la policía hasta su suntuosa mansión.

Éste niega los hechos, pero después admite que estaba al volante. Fue enjuiciado por exceso de velocidad, atropello y fuga, no ayudar a persona en peligro, y puesto en libertad bajo fianza.

Hay un acuerdo con la familia del policía muerto que por 75.000 euros detiene la acusación civil. En lo penal igual podría ser condenado a 10 años de prisión.

Pero reiteradamente evita al fiscal alegando problemas de salud. Aunque, en realidad, estaba esquiando en Japón o alojado en lujosos «hoteles» del mundo, según las redes sociales.

En 2017, huye de Tailandia, justo antes de emitirse una orden de arresto en su contra. Actualmente, algunos cargos de acusación han prescrito.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AFP