El misterio de los Íncubos y Súcubos: Lilith la madre de estos demonios

El misterio de los Íncubos y Súcubos: Conoce a Lilith madre y reina de estos demonios

íncubos y súcubos

El misterio de los Íncubos y Súcubos: Conoce a Lilith madre y reina de estos demonios. Imagen Google

Cuando hablamos de los espectros Íncubo y Súcubo, hacemos referencia a las entidades demoniacas que están íntimamente ligadas a los placeres sexuales. Sin embargo su presencia se destaca en infinidades de lugares del mundo donde adoptan nombres distintos, pero tienen en si sus mismas esencias maléficas con iguales propósitos.


Existen varios tipos de acontecimientos, uno de ellos es cuando la persona está durmiendo, es allí donde la entidad se acerca y sostiene la relación sexual con la persona y el otro caso es la “Catalepsia” es cuando la persona entra en shock , no puede gritar y pierde por completo el movimiento de todo el cuerpo.

“Estas entidades gustan de poseer carnalmente a las mujeres fértiles en sueños para poder fecundarlas y así tener descendencia”.

Lea también: Conoce a Íncubos y Súcubos, los demonios sexuales que te hacen el amor en la noche

Dentro de este tema de ultratumba existen mitos y leyenda urbanas que hay mujeres, las cuales han de quedar embarazadas por estos espíritus y a la hora de dar a luz, nacen niños con una apariencia extraña inexplicable espectros, así como también los “Súcubo”, buscan a los hombres para quedar embarazadas, y a la hora de dar a luz, nacen demonios.

 

 

De los súcubos más escuchados, y de mayor renombre es “Lilith”, es un demonio femenino, el más poderoso que existe la cual en ciertas investigaciones paranormales se dice que era una entidad que se creó gracias a la potencia del espíritu del viento y con el transcurso del tiempo su aspecto demoníaco adquirió mayor relevancia por otro lado otros la consideran como la primera mujer de Adán que rechazó a Dios y se convirtió en un demonio.

 

Lilith fue la primera esposa de Adán, mucho tiempo atrás de la creación de Eva, se dice que su creación fue para ser ayudante de él, como lo declara la santa escritura “Varon y hembra los creó”

Cabe destacar, que Lilith no era la adecuada como compañera de Adán en el paraíso. Cuando intentaron aparearse, Adán demandó la posición de misionero. Sin embargo esta se negó.

Otras escrituras hablan de que ella afirmó: «Hemos sido creados iguales, y por lo tanto vamos a hacer el amor en posiciones iguales.» Lilith intentó ser superior a Adán, pero Adán respondio, que el siendo creado a la imagen de Dios, no aceptaría rebajarse a un nivel tan subornidado a ella, la cual era una más de las bestias del campo.

 

sucubo

 

Sin embargo, Lilith se fue de inmediato a Yahvé, la cual utilizo sus habilidades de seducción con él, y conocido por el suave corazón que tenía hacia las mujeres se dejó seducir y revelarle su nombre sagrado a ella. Ya cuando Lilith obtuvo lo que quiso, se fue lejos del jardín y de Adán para siempre.

Lilith fue llamada la madre de los demonios, la cual tomo residencia en una cueva en las costas del Mar Rojo, y aceptó a los demonios del mundo como sus amantes, y dio lugar a muchos miles de demonios conocidos como (los lilim).


Así fue como, el mundo fue poblado de demonios y Lilith llegó a tener el control sobre todos ellos, siendo su madre y esposa de Samael.

A partir de esta historia de desobediencia, a Lilith se le ha considerado la reina de los súcubos (demonios femeninos), por alinearse en el bando enemigo de Dios al marcharse del Paraíso. Y de ahí se ha pasado a suponerla una perversa ninfómana, que seduce a los hombres con maestría para estrangularlos después.

Otras creencias afirman que no se trata de dos entidades sino de una sola, la cual adquiere el género opuesto a sus víctimas. Es decir, que se convierten en Súcubo para aparearse con un hombre y robarle su semen para luego convertirse íncubo, copular con una mujer fértil y dejarla embarazada con el esperma de su primera víctima.

 

No obstante, muchas versiones afirman que además de robar el material genético de sus víctimas el Incubo le aspira la energía para poder subsistir provocándole asi un paro cardiaco a la persona que los lleva a la muerte.

Actualmente la ciencia psicológica adjudica la existencia de los Íncubos y Súcubos a las poluciones nocturnas que presentan los hombres, y a los sueños en los que la persona siente que está despierta y que alguien la sostiene por encima.

En la antigüedad, como no se contaba con las herramientas que hoy día tenemos, buscaban en los mitos la explicación a todo suceso que les era extraño o inaceptable.

 

¿COMO DESHACERSE DE UN ÍNCUBO O SÚCUBO?

 

– Antes que nada no los retes, son entidades del bajo astral con poderes de lascivia y al ver que no tendrán. Más suelen enojarse mucho y amanecerás rasguñado o con marcas de mordida .

– Hay que eliminar la memoria como primera clave sobre cómo combatir a íncubo y súcubo.

– Olvida rápido las pesadillas y lo que hayas visto durante el ataque de estos seres.

– Ellos buscan alimentarse de la mente y la obsesión de las personas.

– Trata de dormir en lugares distintos, destantea a la criatura.

– No te desveles, duerme temprano antes de que caiga la noche. De ese modo, le das menos chance de atacar.

– Igualmente, POR AMOR A TI , trata de tener una pareja estable.

– Estas criaturas a veces atacan a gente que tiene frustración sexual, que tienen baja autoestima y creen que yaciendo con una y otra persona son mejores y no es así

– Al contrario sólo adquieren humores perjudiciales para sus cuerpos y que decir de la energía que se pasan y comparten

– Si tenías darma se va por karma.

Tienes que comprender que la lascivia no es buena, atrae a estos entes que te paralizan para absorberte, que te ahogan, muerden o rasguñan mientras duermes.

 

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

Hannabelle Urdaneta/ EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO ALLAN KARDEC