Diomedes Díaz y Rafael Orozco ¿Amigos y rivales?

Diomedes Díaz y Rafael Orozco ¿Amigos y rivales?

Diomedes Díaz

Diomedes Díaz y Rafael Orozco

Mucho se ha especulado sobre la relación de rivalidad entre los gigantes del folclor vallenato Rafael Orozco y Diomedes Díaz. Según información de Joaquín Guillen, exmanager de Diomedes, si existía rivalidad entre  ambos cantantes.

La fama de Diomedes Díaz se acrecentó por el terrible deceso de Rafael Orozco, su dominio del escenario y don de gentes le habían llevado muy rápidamente a ganarse un público arrollador al que llamo “mi fanaticada”

Pero cuando Rafael estaba vivito y coleando algo pasaba cada vez que Diomedes debía compartir escenario con su rival. Orozco con su binomio de oro hacia que Diomedes dudara de sí mismo de ser el primero o el segundo en el folclor vallenato.

Cuando se enfrentaron en escenario y a pesar del gran talento de ambos fue Rafael Orozco quien salió victorioso en Colombia y en otras latitudes; sin duda el público venezolano amaba la voz, el baile y el talento sin igual de Orozco que hizo del vallenato no una melodía regional propia de los remotos pueblos colombianos, sino que lo internacionalizo con un toque romántico que encantaba sobre todo al público femenino.

Cuando ambos cantantes debían compartir tarima les asaltaba el nerviosismo, Diomedes en algunas de sus presentaciones decía a su público: “Yo no soy un cantante de chaqueticas y maricadas (refiriéndose a Orozco). ¡Yo soy cantante de voz!” dejando ver su ansiedad al encarar a su rival. Mientras tanto en su camerino Rafael Orozco al saber las expresiones de Diomedes, perdía el apetito y andaba de mal humor. Rosendo Romero, compositor vallenato, reveló “que para Rafael Orozco la situación no era distinta, cuando se enfrentaba a Diomedes, no comía y se ponía bravo”.

Díaz y Orozco cuando les tocaba compartir escenario con otros cantantes como Poncho Zuleta y Jorge Oñate se mamaban gallo y compartía bromas, el nerviosismo había desaparecido, los cantantes que rivalizaban dejaban a un lado el estrés que los consumía, el meollo de su competencia es que ambos querían ser los primeros representantes y embajadores de la música colombiana. 

Pese a lo anterior  entre ambos cantantes prevaleció la amistad, Rafael Orozco bautizó a Diomedes como «El Cacique de la Junta» remoquete por el que sería aclamado como una leyenda vallenata. «Rafa», como lo llamaban sus amistades, colaboro con Diomedes en grabar a mediados de los setenta: «Cariñito de mi vida» y «Aquel cariñito» temas que hasta la actualidad no han perdido vigencia y constituyen un verdadero éxito de ambos talentos vallenatos producto de su sincero afecto.

Lea también: Rafael Santos homenajeó a su padre Diomedes Díaz con este peculiar detalle (VIDEO)

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Rafael Romero/Pasante

Noticia al Día