Derrame de petróleo en el Lago de Maracaibo, el oro negro oscurece las orillas

Derrame de petróleo en el Lago de Maracaibo, el oro negro oscurece las orillas

Foto: Gustavo Baüer

Quienes viven en los asentamientos de la costa lo viven día a día, el marullo no trae buenas noticias, ni peces, solo basura y el oro negro que oscurece todo a su paso.

La ribera no se ve ausente, está allí, sostiene el marullo y también el derrame de petróleo que ya se hace típico en el estuario zuliano tanto en la Costa Occidental como en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo.

La orilla ya se ve obligada a cambiar su color, la claridad que tanto ha querido obtener se ve cada vez más lejos, y es que dos enemigos le hacen frente: los desechos sólidos que flotan al ritmo de las olas y el derrame de petróleo que ya se instala una vez más.

En las narices de la avenida Milagro en Maracaibo está Playa Macuto, los divide el ejercito de libros de la biblioteca pública, pero más allá, detrás de tantas paginas y de historia la orilla es de un color que solo se hace referencia al viejo enemigo: el derrame, y con él, la amenaza de las enfermedades que pueden ocasionar en la piel de la muchachera que tiene esa orilla como hogar.

Foto: Gustavo Baüer

Pero Maracaibo no es la única, a ella se suman otras localidades afectadas, como la olvidada Cabimas, que allá en medio del Sol se niega a morir y que sus viejas calles, días atrás, se cubrieron de negro y no era un asfaltado, sino un derrame petrolero.

Hace apenas casi un mes el petróleo emanaba de sus calles, como si emulase el “reventón” de hace un siglo, y todo esto mientras irónicamente el país vive la peor crisis de combustible de su historia contemporánea. Pero el derrame de petróleo no conoce de historia, tampoco de daños, y mucho menos de las afectaciones ambientales que puede ocasionar, así como en las calles de Cabimas, Simón Bolívar y Lagunillas como en el Lago de Maracaibo.

“Desde Mene Grande hasta Paraguaipoa. No hay una parte del lago libre de derrame petrolero. Tristemente aún sigue siendo majestuoso”, dice la ambientalista Graciela Parraga en un tuit cargado de fotos dramáticas de la situación.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Luis Fernando Herrera

Fotos: Gustavo Baüer

Noticia al Día