¿Cuál es la diferencia entre criptomonedas y tokens?

¿Cuál es la diferencia entre criptomonedas y tokens?

Aunque existe mucha confusión entre lo que son criptomonedas, tokens y monedas virtuales, es necesario destacar en que se diferencian unas de las otras, aunque en el lenguaje cotidiano se utilizan todas como sinónimos, pero tienen significados distintos.

Así que si eres de los que invierte en criptoactivos, puedes usar plataformas como bitcoin trader y también debes conocer muy bien lo que significan estos términos, de esta forma evitaras malos entendidos al realizar distintas transacciones en este mercado.

¿Qué son los tokens?

Los tokens son considerados una unidad de valor o activos digitales, que pueden usarse en el ecosistema de un proyecto determinado, creados por una organización que forma parte de un modelo de negocio, estos ayudan a dar poder a los usuarios para interactuar con sus productos.

Los tokens también ayudan a facilitar la distribución y la división de los beneficios entre accionistas de una empresa, son una representación de activos o tienen alguna utilidad en particular.

Aunque son parecidos a las criptomonedas, su valor es aceptado por una comunidad, pero tiene más usos y puede representar cualquier activo negociable y fungible.

Estos son creados sobre el protocolo de una criptomoneda existente, dentro de una blockchain determinada, de esta manera, mientras surgen los contratos inteligentes creados por los desarrolladores de Ethereum, muchos proyectos son realizados en esta red a fin de crear sus tokens.

A diferencia de las criptomonedas, los tokens necesitan otra plataforma o blockchain para poder funcionar, también tienen un propósito distinto, ya que algunos son destinados para usarse dentro de aplicaciones descentralizadas y sus redes.

Estos son conocidos como tokens de utilidad, con la intención de otorgarle acceso al proyecto a los titulares del mismo.

Tipos de token

  • Security Token: Son aquellos que respaldan activos físicos, pueden ser bienes raíces, stock de productos, entre otros.

Con este tipo de token se espera tener rentabilidad de una inversión, por lo que el propósito de invertir en este es poder obtener ganancias con el mismo.

  • Token de pago: Es similar al anterior, pero este es respaldado por algún modo de pago tradicional, pueden ser: Dólares, oro, yen, etc. También son usados como artículos de valor inherente.
  • Token de utilidad: Sirven como respaldo de algún producto o servicio de proyectos, usados para obtener exclusivas, descuentos o acceso a los mismos.

En este caso los inversionistas compran estos token, con el fin de usar la plataforma e interactuar con dicho producto o servicio de la compañía en cuestión.

¿Qué son criptomonedas?

Las criptomonedas también son activos digitales, pero a diferencia de los tokens, estas son creadas para funcionar como medio de intercambio, para realizar pagos y transacciones electrónicas usando códigos cifrados en una base criptográfica.

Estos intercambios se realizan como transacciones electrónicas, empleando la tecnología criptográfica, que asegura el flujo transaccional.

La criptografía funciona como un mecanismo para transmitir información de manera segura a través de estos canales o medios.

Otra característica que distingue a las criptomonedas, es la descentralización que es la ideología principal empleada en estas monedas digitales o virtuales, también basadas en la tecnología blockchain y en una red criptográfica que las hace seguras e inmutables.

Las criptomonedas existen desde hace solo 10 años, pero se han popularizado mucho más durante los últimos 5 años, ya que las agencias gubernamentales comenzaron a prestarles atención, por lo que el Bitcoin empezó a aumentar su valor considerablemente.

¿En qué se diferencian?

Se puede decir que una de las diferencias más grandes, es que las criptomonedas pueden considerarse un poco más limitadas, debido a que no pueden programarse bajo contratos inteligentes a fin de generar una instrucción diferente de la que fue creada, como pasa con los tokens.

Aunque al igual que los tokens, las criptomonedas pueden enviarse y recibirse, pero estas tienen sus propias cadenas de bloques y se pueden basar en una blockchain externa, mientras que los tokens solo se mueven en la plataforma de la criptomoneda de la que se derivan o en la que han sido creados.

Las criptomonedas se asemejan mucho más al dinero fiduciario, ya que pueden ser prescindibles, portátiles, divisibles y tienen un suministro limitado, por lo que se pueden usar como método de pago de bienes y servicios o pueden usarse como inversión.

Además, las criptomonedas tienen su propio blockchain, mientras que los tokens deben usar el de una criptomoneda para funcionar. Para esto Ethereun creó el estándar ERC 20, a fin de que cualquiera pueda crear tokens con contratos inteligentes, otorgándoles una funcionalidad única.

De igual manera, los tokens no pueden ser utilizados como medios de pagos, ya que solo están sustentados por algún producto o servicio, lo que lo hace un poco más limitado que las criptomonedas, que pueden valorarse tomando como referencia a una moneda ya existente.

Por último, hay que destacar que las criptomonedas tienen una popularidad mucho mayor y cada día más personas se unen al mundo del trading, para intercambiarlas e invertir en ellas.