Incubos y súcubos lo demonios sexuales de los sueños eróticos

Conoce a Íncubos y Súcubos, los demonios sexuales que te hacen el amor en la noche

De acuerdo a las creencias a ellos se les atribuyen los sueños eróticos que se sienten reales e incluso hasta experiencia que lo pueden vivir tanto hombres como mujeres


Los demonólogos definen a los íncubos como demonios impúdicos y lascivos que cohabitan sexualmente con mujeres, sin distinción de estado ni edad, para arrebatarles su energía vital. Íncubos es un término que significa “me acuesto sobre ti”, mientras que su contrario, los súcubos, son el lado femenino de estos seres malignos, su nombre significa “estar debajo”.


Algunas creencias los catalogados como unas terribles criaturas que vagan por el mundo desde la Edad Media envenenando la mente, extrayendo la energía sexual y espiritual, endemoniando y volviendo locos de terror y placer, pero ¿existen realmente?


Desde la Edad Media se dice que los íncubos son demonios con forma masculina que atacan a las mujeres por la noche, en la cama, mientras duermen. El íncubo se mete en la mente femenina y siembra la lujuria, provocando sueños húmedos, pensamientos desviados y exagerados, para pervertirla antes de atacar.  Los íncubos no son precisamente atractivos y se representa de diversas maneras, como un enano, como un señor alto y delgado, como un joven apuesto e incluso como un pájaro de fuego, pero siempre dotado con un miembro descomunal.


Por su parte los súcubos, son demonios con cuerpo femenino que atacan a los hombres por la noche para robarles su semen. Adoptan una forma atractiva y sexy. Algunas teorías hablan de demonios masculinos que toman forma de mujeres muertas para consumir al hombre. Su modo de atacar es similar al del íncubo, pero con la diferencia de que ataca de forma directa bajo una forma atractiva. Aunque prefieren a todos los hombres, sus favoritos son los artistas y religiosos.


Íncubos y súcubos en Suramérica


En Sudamérica los íncubos tienen varios equivalentes en las mitologías locales. Es el caso del “Trauko” en Chile al que definen como un enano contrahecho que gusta de seducir a las jóvenes púberes. “Boto” en Brasil, un agraciado joven de traje blanco, el “Kurupí” en Paraguay un ser mitológico con un miembro gigantesco que secuestra mujeres para violarlas. Por su parte “Mohán” en Colombia, el “Tintín” o “Chusalongo” en Ecuador, el “Sombrerón” en Guatemala, el “Cipitío” en el Salvador, el “Zángano” en Panamá, el “Rauel” en México y el “Zangaretón” en Venezuela.


Según portales especializados en el tema paranormal existen diversos ritos para invocar a estos demonios sexuales, entre ellos, a través de la gnosis liminal, es decir, un estado entre el sueño y la razón donde se puede controlar la acción onírica y hacer viajes astrales. En ciertas tribus, hay brujos capaces de invocar a dichos demonios dentro de un espejo para destruirlos.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.


Luis Fernando Herrera


Noticia al Día