Cómo preparar un pan de jamón tradicional para navidad

Cómo hacer un pan de jamón tradicional

pan de jamón

Pan de jamón. Agencias

El pan de jamón es parte de la comida típica venezolana en épocas navideñas. Suele llevar diversos ingredientes, pero el tradicional se hace con pasas, aceitunas y jamón.

Se siente la llegada de la navidad en el aire, esa época en la que las familias se reúnen y celebran con mucho o poco. Ya se puede palpar el sentimiento de paz y prosperidad, la nostalgia de que el año viejo ya se va. No es secreto que en Venezuela esta festividad comienza más temprano que tarde.

Con una gaita por aquí, un aguinaldo al encender la radio, una señora comprando pasas y aceitunas desde octubre por si escasean en diciembre y otra desempolvando los adornos del árbol, se puede decir que entramos en la temporada de preparación a esas fechas que marcamos en el calendario.

Los venezolanos siempre dan la bienvenida a la navidad con platos elaborados y nunca puede faltar ese pan de jamón casero, típico de nuestra gastronomía navideña. Si bien es cierto que los ingredientes varían dependiendo de quien lo hace, en la receta tradicional, se utilizan los mismos casi siempre. Según ABC la receta consta de lo siguiente:

Para la masa

Harina, 500 gr

Leche, 200 ml

1 o 2 Huevos

Levadura, 25 gr

Mantequilla, 75 gr

1 cucharada de sal

4 cucharadas de agua tibia

Para el relleno

Pasas, 50 gr

Mantequilla, 100 gr

1 huevo batido

Aceitunas, 100 gr

Jamón cocido, 200 gr

Cómo preparar la masa

Para hacer la masa, lo primero es echar las cuatro cucharadas de agua tibia en un bol  y disolver en ella la levadura con ayuda de una cuchara. Hecho esto, se deja reposar unos 10 minutos. Luego, hay que derretir la mantequilla en una sartén  y en un bol más grande hay que agregar la harina con la mantequilla, los huevos y la cucharada de sal para proceder a mezclar bien con las manos o con ayuda de una paleta.

En el bol con la levadura, se debe echar la leche hasta juntar bien,  después se agrega este líquido a la harina y se trabaja la masa con las manos. La textura que debe es homogénea, un poco pegajosa y muy flexible.

Una vez hecho esto, hay que colocar harina en la mesa, y terminar de amasar por al menos cinco minutos hasta que la masa esté suave. Puede ser necesario añadir más harina para lograr ese resultado. Cuando esté lista, se coloca en un bol limpio cubierto con una tela limpia y se deja reposar en un lugar más o menos cálido durante una hora para que aumente su tamaño.

Durante ese tiempo, se colocan las pasas en remojo, la idea es que ablanden un poco para que sean más fáciles de comer. Pasada la hora, se debe estirar la masa con un rodillo hasta lograr un rectángulo de las medidas de la bandeja de horno que se tenga a mano.

Relleno del pan de jamón

El relleno del pan es la parte más esperada de algunos, para poder picar pasas por aquí, un trozo de jamón por allá, ir comiendo mientras van haciendo. El primer paso consiste en derretir la mantequilla y cubrir la parte inferior de la masa con ella, utilizando un pincel.

Seguidamente se coloca el jamón y se esparcen las pasas. Las aceitunas es mejor colocarlas en filas, para garantizar que estén presentes en cada pedazo de pan. Luego hay que enrollar la masa cuidadosamente hasta formar un cilindro, procurando que no se salga el relleno.

Recordatorio: Es necesario cerrar los extremos y la parte inferior para que el pan no se abra en el horno.

Por último, se coloca el pan sobre un papel para horno y se reserva, tapado con un pañuelo, por otra hora como mínimo. El pan de jamón doblara su tamaño durante ese tiempo en reposo.

Últimos retoques

Llegados a este punto, hay que batir el huevo y cubrir la parte exterior del pan con él, haciendo uso, de nuevo, de un pincel. Después, se puede decorar el pan con restos de masa sobrantes y hacer unos ligeros cortes con un cuchillo a  modo de decoración.

No hay que olvidar pinchar la masa con un tenedor para que respire y no crezca en exceso. Es momento de llevar el pan de jamón al horno a 180º C y dejar cocinar por al menos 25 minutos, o hasta que el pan luzca dorado.

Finalmente, se retira del horno y se deja enfriar a temperatura ambiente. El resultado es un pan con una textura exterior un poco dura, pero esponjoso por dentro que se puede comer tanto caliente como frío, todo depende del gusto. Lo que sí es una regla, es que en la mesa navideña el primer invitado es el pan de jamón.

Lea también: Cómo se prepara el pernil relleno

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Skyl Muñoz/Pasante

Noticia al Día