Como Jesús multiplicó el pan: Así hacen milagros en estación de servicio

Como Jesús multiplicó el pan: Así hacen milagros en estación de servicio del Zulia

smart


Así como Jesucristo hizo milagro al multiplicar el pan, lo propio hacen en la estación de servicio del Consejo de Ciruma, una apartada zona rural del municipio Miranda del estado Zulia.
Y es que los 10 mil litros que aproximadamente llegan semanal, se distribuyen de tal manera que nadie se explica cómo alcanza para surtir a la mayoría de los conductores, entre motorizados y automóviles que hacen vida en esa región.

Estar allí para lograr echar combustible, está lejos de ser una pesadilla, como suele ocurrir en otras expendios de combustible, principalmente los citadinos. Desde quien dirige el despacho, hasta el último eslabón, o sea el conductor, parecieran estar sincronizados para mantener el orden.

Pese a la poca cantidad de gasolina que llega, no existe una rebatiña, pleitos, escándalos ni maltratos. Uno que otro grito propio de esos menesteres. No se observa ese cruce de dinero que enloda a funcionarios públicos. Las personas que habitan en esa zona y acuden a la llamada bomba del Consejo de Ciruma, le dan una lección de civismo a cualquiera.

Era imaginable pensar que observar echar gasolina en ese bucólico lugar donde los pastizales te abrazan, fuera agradable. Al llegar la hora, una ordenada cola de motorizados son los primeros en entrar a surtir. Quienes se encargan de recoger en las fincas la leche de vaca en esos vehículos, tienen prioridad. Le siguen los autos. Un bombero los atiende y no pierde tiempo en despachar. Nadie le interrumpe. Aplica el pico al tanque como si fuese una inyección. Preciso. No hay reproches, palabras subidas de tono e insolentes. Pareciera una sincronización perfecta. Desde ese escenario se observa detenidamente una mujer. Milexi es su nombre. Funge como administradora. Es una “Dama de Hierro”. Su palabra es sinónimo de orden y todos la acatan. Es que para esas lides contó con un buen maestro, Edgar Sandrea, el Director de la Alcaldía de Miranda. El hombre que mueve los hilos, el que ha sabido multiplicar los panes y hacer que la terrible escases de gasolina no se convierta en una gran trauma para los pobladores de esa entidad.

Fui testigo de excepción de todo aquello. Buscando la flor de una planta llamada Vicaria, de la cual dicen es una maravilla para hacer subir las plaquetas, me tropecé con todo eso. La mirada en ese apacible sitio no se pierde. Te la detiene cualquier arbusto, quizás uno que pudiera curar ese terrible Covid y aún nadie lo ha descubierto.

Fue satisfactorio retornar a casa con las flores y con la grata experiencia de que todavía podemos vivir en armonía y hacer que las situaciones difíciles puedan manejarse de la manera civilizada como lo hace la gente del Consejo de Ciruma.

 

 

 

 

 

 

 

Otra dama lleva el control con rigurosidad de los vehículos que ingresan

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día/ Por: Mervin Fuenmayor