Cómo hacer quesillos sin horno

Cómo hacer quesillos sin horno

quesillo

Quesillo

Todos tenemos días en los que queremos un postre tradicional y delicioso pero que no tome mucho tiempo para hacerlo y que no se necesite una gran cantidad de ingredientes. Desde siempre, hemos conocido el quesillo como uno de los  dulces más deliciosos pero que puede tardarse entre una y dos horas en el horno o estufa para cocinarse.

Es por eso que aquí tenemos una receta que será igual de sabrosa pero muchísimo más fácil y rápida: en menos de media hora podrás preparar tu quesillo en el microondas de tu cocina. Para empezar, consigue los siguientes ingredientes:

Para el caramelo

¼ de agua fresca

5 cucharadas de azúcar.

Para el quesillo:

Una lata de leche condensada

5 huevos

Leche entera o semidescremada (la cantidad que quepa en la lata de leche condensada)

Un chorrito de vainilla.

Para preparar tu quesillo en el microondas, primero tienes que hacer uso de la estufa. En un sartén, combina el agua y azúcar y mezcla constantemente para evitar que se pegue. Después de varios minutos, tomará un color dorado y la textura será un poco líquida. ¡Ya tienes listo tu caramelo!

El resto es mucho más sencillo. Cuando el caramelo esté aún caliente, vas a pasarlo al molde (que debe ser del tamaño de tu microondas) y lo vas a dejar reposar hasta que esté completamente frío.

Con el caramelo listo, será la hora de preparar el quesillo. En tu licuadora vas a añadir la lata de leche condesada. Luego, vas a medir la leche entera o semidescremada en la lata y la agregarás a la mezcla. Acto seguido, vienen los huevos y la vainilla (al gusto). Vas a encender tu licuadora hasta que quede homogéneo. Será, en total, unos tres minutos.

Si no tienes licuadora, puedes utilizar una batidora de mano (tardarás el mismo tiempo) o simplemente tomar un batidor de tu cocina. Cuando ya esté listo, debes pasar la mezcla a un recipiente diferente y llevarlo al microondas por diez minutos. El resultado se incorpora al molde en el que está el caramelo. Lo vas a llevar una vez más al microondas, esta vez por unos 7 u 8 minutos, probando con un palillo su consistencia.

Cuando estés conforme con el resultado, lo llevas a la nevera un par de horas ¡Y listo! Podrás degustarlo con tu familia.

Lea también: Fuentes de proteína diferentes a la carne

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Paola Guevara/Pasante

Noticia al Día