Caracas busca olvidarse de la Libertadores visitando a un Vasco en crisis

Caracas busca olvidarse de la Libertadores visitando a un Vasco en crisis

Caracas Vasco

Caracas quiere levantar cabeza ante Vasco da Gama en su inicio en la Sudamericana. Foto: AFP

La crisis tiene asiento en el Vasco da Gama y rezan para que los argentinos Germán Cano y Martín Benítez, sus cartas en la ofensiva, puedan jugar este miércoles 28 de octubre ante un golpeado Caracas en el juego de ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana 2020.

Hace casi mes y medio que el tradicional club de Rio de Janeiro no gana un partido. Ramón Menezes dejó la dirección técnica y en su reemplazó arribó el portugués Ricardo Sá Pinto, que se estrenó el jueves con un revés 2-1 ante Corinthians.

El Almirante reporta un rendimiento preocupante: cinco derrotas en línea, que lo tienen en zona de descenso en el Brasileirao, y apenas un triunfo en los últimos diez encuentros de liga y copa brasileñas.

«Los resultados no están apareciendo, pero vamos a cambiar esa situación. Solo nosotros podemos revertirla y vamos a dar lo máximo para eso», dijo Carlinhos.

El mediocampista ha consolidado una sociedad ofensiva con los argentinos, que son duda por molestias musculares en los muslos, y el prometedor Talles Magno. 

Goleador del equipo con siete tantos, la experiencia y el olfato de Cano pueden ser determinantes para revertir la mala racha y empezar pisando fuerte en la reanudación de la Sudamericana, suspendida desde febrero por la pandemia.

El argentino marcó el gol con el que Vasco eliminó al boliviano Oriente Petrolero en la primera fase, pero ajusta casi 700 minutos sin anotar y se perdió el choque ante el Timao por lesión. 

Benítez, que puede oficiar de mediapunta o por las bandas, también se ausentó contra los paulistas y su situación amarga el debut sudamericano de Sá Pinto.

En caso de que no se recuperen, Ribamar reemplazaría a Cano y Vinícius Paiva o el argentino Leonardo Gil, recién contratado, a Benítez, en un once que conservaría la base que juega el Brasileirao.

 

Desquite

 

La grama del estadio Sao Januario de Rio de Janeiro puede ser el escenario donde Caracas vuelque su furia por la eliminación en fase de grupos de la Libertadores.

El campeón venezolano necesitaba solo convertir un gol ante Boca en Buenos Aires para avanzar a octavos en el mayor torneo continental, pero cayó por 3-0 y el boleto se lo llevó in extremis el paraguayo Libertad. Caracas se quedó con el consuelo de jugar la Sudamericana.

Dolidos por la eliminación de la Libertadores, los hombres que dirige Noel Sanvicente encontraron un alivio en la victoria 1-0 el domingo ante Zamora, en el inicio del campeonato venezolano.

Los rojos, que tuvieron líos para llegar a Brasil por problemas en la autorización de su vuelo, apelarán a la nómina que estuvo a un rasguño de pasar de ronda en la Libertadores, con el delantero argentino Alexis Blanco y el volante Robert Hernández a la cabeza.

Carlos Rivero y Diego Osio liderarían la defensa, en tanto que Anderson Contreras y Leonardo Flores se encargarían del mediocampo.

El juez peruano Michael Espinoza dirigirá el encuentro, que comenzará a las 8:30 de la noche, hora de Venezuela.

Lea también: Estos son los rivales de Caracas y Estudiantes de Mérida en la Copa Sudamericana

La vuelta se disputará el 4 de noviembre en el estadio Olímpico de la UCV, en Caracas.

El ganador de la serie se enfrentará en octavos de final con el vencedor entre Sportivo Luqueño (Paraguay) y Defensa y Justicia (Argentina).

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AFP