Bob Gibson, miembro del Salón de la Fama de Grandes Ligas, murió a los 84 años

Bob Gibson, miembro del Salón de la Fama de Grandes Ligas, murió a los 84 años

Bob Gibson

Bob Gibson es el segundo miembro del Salón de la Fama que fallece en un mes. Foto: AFP

El exlanzador de los Cardenales de San Luis, Bob Gibson, murió a los 84 años después de una larga batalla contra el cáncer, informaron este viernes 2 de octubre medios estadounidenses.

Gibson, quien jugó con los ‘patirrojos’ de 1959 a 1975 y los llevó a dos campeonatos de Serie Mundial, es el segundo miembro del Salón de la Fama de los Cardenales en morir en menos de un mes.

El estelar lanzador fue dos veces Jugador Más Valioso de la Serie Mundial y nueve veces seleccionado al Juego de Estrellas

El legendario robador de bases Lou Brock murió el 6 de septiembre a los 81 años.

Posiblemente el mejor lanzador en la historia de los Cardenales y considerado uno de los mejores en la historia del béisbol de las Grandes Ligas, Gibson había estado luchando contra el cáncer de páncreas durante un año. Murió en un centro de cuidados paliativos en Omaha, Nebraska, informó el periódico St. Louis Post-Dispatch.

Irónicamente, la muerte de Gibson se produjo en el 52 aniversario de uno de sus mejores juegos, una actuación de 17 ponches en el Juego 1 de la Serie Mundial de 1968. Ese año ganó un MVP (Jugador Más Valioso) de la temporada regular.

Además fue galardonado con dos premios Cy Young como el mejor lanzador.

Cuando se retiró, Gibson acumulaba 251 victorias, 3.117 ponches y una efectividad de 2.91 en 3.884 y 1/3 de entradas.

En 1981, fue incluido en el Salón de la Fama. Pero su camino a la fama se encontró con varios obstáculos.

Temprano en la vida, luchó contra el raquitismo, neumonía, asma y un problema cardíaco, pero los superó para hacer realidad su sueño de lanzar en las Grandes Ligas.

«Es un poco difícil perder una leyenda», dijo el receptor boricua Yadier Molina. «Puedes perder un juego, pero cuando pierdes a un tipo como Gibson, es difícil. Bob era divertido, inteligente, traía mucha energía. Cuando hablaba, escuchabas. Era bueno tenerlo cerca todos los años».

Lea también: Marlins sorprenden a Cachorros y los sacan de los playoffs en las Grandes Ligas

«Perdemos un juego, perdemos una serie, pero lo difícil es que perdimos a un gran hombre», señaló Molina luego de que sus Cardenales fueran eliminados 4×0 por los Padres de San Diego en el juego de comodines de la Liga Nacional.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día/AFP