Bajada de La Chinita: Una tradición de más de 45 años en Maracaibo

Bajada de La Chinita: Una tradición de más de 45 años en Maracaibo

Foto: Noticia al Día

Pese a que la primera bajada de la Virgen en Maracaibo, no fue la de La Chinita, ésta destaca por la devoción del pueblo zuliano, a su patrona y por la gran concentración de fieles que se congregan para este acto.

“La bajada más antigua que se conoce en Maracaibo es la bajada de la Inmaculada Concepción en la Iglesia Santa Bárbara en el centro de la ciudad, entre los años 1930 al 40, con un descendimiento en un artefacto antiguo, que llamaban torno, eso fue lo primero que se conoció en esos tiempos tan antiguos”.

Así informó el presbítero Leonardo López Quintero, actual párroco de la iglesia Santísimo Cristo de San Francisco, que creció en medio de la tradición de la Iglesia Católica entre los templos del centro de la ciudad.

“A final del 60, principios del 70, fue el padre Roberto Lückert, en Santa Bárbara, quien comienza a idear lo es el tobogán que desciende desde el nicho o camerino donde esta ubicada la imagen de la virgen, hasta el lugar donde el sacerdote decidía”, explica el Padre López, quien explicó que el tobogán se sostenía con el altar de mármol. Ese altar sostenía el tobogán, como apoyo.  El cual venia con un cajón donde la imagen era adosada con tornillos y una guaya, que desde el lugar de nicho permitía bajar la imagen”.

Lea también: Bendecidos los cuatro mantos de La Chinita y José Gregorio Hernández entre ellos por primera vez

“En la Iglesia Santa Bárbara comenzó la Bajada de la Virgen con el padre Roberto Lückert”, reafirmó.

La segunda bajada registrada en la historia de la Iglesia en Maracaibo, acota el padre Leonardo López, “es la de la Inmaculada Concepción de la Cañada que también, utilizó y utiliza el mismo mecanismo, del tobogán”.

En Maracaibo también se registra una bajada de la Virgen del Carmen en la Iglesia  Catedral, y otra en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen en el sector Gallo Verde.

“Cuando Lückert  pasa de  Santa Bárbara a la Basílica es cuando comienza a realizarse la bajada de La Chinita. Más o menos en 1974 ó 1975”, señaló el padre Leonardo, al referir que se hacía con un tobogán corto, que iba desde la escalera de mármol frente al nicho de la Virgen hasta el altar del templo.

“Este tobogán que permite la salida de la Virgen hasta el frente del templo es idea del  padre Eleuterio Cuevas, siendo párroco, en vista de la poca capacidad de la Iglesia para albergar a tanta gente que se congrega para el acto, de allí que se ideó un pasadizo, donde se traslada desde el nicho hasta la tarima preparada para la celebración de la Eucaristía”, manifestó López.

“La Bajada se trata de una tradición andaluza, fue algo que comenzó en España y se ideo en Maracaibo,  es aquí la única parte donde se celebra esa tradición”, refirió el sacerdote. De allí que con la migración venezolana los zulianos dispersos por el mundo, han comenzado a celebrar esta tradición en algunas partes como Chile, Toronto y también en España.

“Lleva una enseñanza eclesial que tiene que haberla, el privilegio sabatino de la Virgen del Carmen, el Señor le permite a ella descender al purgatorio y llevar almas al cielo. De allí que es la imagen de la Virgen María es la que desciende. Y siempre en sábados, por eso la bajada es el último sábado de octubre, y en La Cañada es el último sábado de noviembre. Por recordar el privilegio sabatino de la Virgen María”.

“La bajada  es una ceremonia de fiesta, de acercamiento, porque la mamá se acerca a los fieles,  que ella viene a acercarse. Viene trayendo auxilio del cielo, su intersección entre Dios y los hombres”, expresó.

Por su parte el Presbítero Jesús Colina, párroco de la iglesia San Alfonso, quien desde niño fue al templo de San Juan Dios donde comenzó su vocación sacerdotal, siendo monaguillo y servidor de María, explicó que “la realidad de la Bajada de Virgen comenzó en España, se hacía desde hace mucho tiempo, como una manera de acercar la imagen de la Virgen, de la madre a los hijos”.

“La bajada de La Chinita es muy importante”, dijo Colina al señalar que desde niño va a la Basílica, “al principio cuando era monaguillo, hace 25 años atrás, la Bajada era adentro, siempre con un motivo de evangelización, de catequesis”, expresó al detallar que recuerda que un año se hizo con la decoración del Edén, con Adán y Eva. “Fue muy bonito. Porque María es la nueva Eva”.

“Otra bajada muy hermosa, fue una en la que la decoración construyeron el Barrio El Saladillo en pleno altar,  siempre se buscar formar a los que asistimos a ellas”, recordó.

“Antes era una actividad parroquial. De 15 años para acá, con el padre Eleuterio Cuevas se comenzaron a hacer afuera y pasó a ser una actividad no de la parroquia sino del Zulia. Todos ya hablan de la Bajada” concluyó.

Para esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día