La atracción Space Mountain de Disneyland irá a la gran pantalla

La atracción Space Mountain de Disneyland será trasladada a la gran pantalla

El lugar más feliz de la tierra. Así es como se presentó el primer parque de atracciones de Disney en 1955. Fue en julio de ese mismo año cuando la compañía dirigida por Walt Disney abrió las puertas de Disneylandia en Anaheim, una ciudad situada a escasos 40 km de Los Ángeles. La puesta en marcha de este complejo destinado a todas las edades supuso la culminación de un proyecto faraónico en el que Walt Disney llevaba trabajando décadas.

Sería el único de los seis parques de la compañía que el creador de Mickey Mouse pudo inaugurar. Walt Disney falleció en 1966 a causa del cáncer de pulmón que padecía, cinco años antes de la apertura de Disney World en Orlando. Tras este, en 1983 se inauguraba el primer parque de la compañía fuera de Estados Unidos, Tokio Disneyland, mientras que en 1992 lo hacía el segundo, Disneyland París. Ya en el siglo XXI se pusieron en marcha los parques de Hong Kong, en 2005, y Shanghái, en 2016.

Todos estos complejos destacan por su gran variedad de atracciones, algunas de las cuales se han convertido en todo un emblema de la compañía. La mayoría de ellas están basadas en personajes o películas de la compañía, pero no siempre es así, de tal forma que hay atracciones que nada tienen que ver con las producciones del estudio. No obstante, y con el objetivo de obtener el mayor rendimiento económico, la compañía ha puesto el foco de atención en estos espacios para crear un relato audiovisual a partir de ellos. Este es el caso de Space Mountain, una de las atracciones más veteranas de Disneyland -entró en funcionamiento en 1975- y presente en cinco de los seis parques anteriormente citados.

De esta forma, The Walt Disney Company ha anunciado que se encuentra trabajando en la adaptación cinematográfica de esta atracción, para la cual todavía no hay una fecha de estreno. Este anuncio ha pillado a todo el mundo por sorpresa, pues Space Mountain es una atracción que carece de narración y personajes, tan solo se presenta como una montaña rusa que ofrece a los usuarios un sinfín de efectos especiales. Esto provoca que el argumento del guion de esta nueva cinta del estudio sea una auténtica incógnita para el público. Lo que sí se conoce es que el encargado de trasladar la esencia de la atracción a la gran pantalla será Joby Harold, quien actualmente se encuentra trabajando en la ficción “Obi-Wan Kenobi» protagonizada por Ewan McGregor. 

La noticia llega en un momento clave para Disney. Recientemente, la compañía anunció una reestructuración a nivel empresarial con el objetivo de aumentar el peso de su sección de streaming en el organigrama global. La decisión ha generado un gran debate entre los expertos, puesto que, si bien la tendencia actual camina hacia una implantación global de los servicios a través de internet, algo que ya se puede apreciar con la popularización de plataformas de VOD o de espacios dedicados al ocio como Twitch o un casino online, el estudio recibe la mayor parte de sus ingresos a través de los estrenos en salas de cine convencionales. Con todo, la difícil situación que está atravesando la exhibición cinematográfica en estos momentos ha llevado a la compañía a aumentar su apuesta por su plataforma Disney+, la cual recibirá en los próximos meses una importante ampliación de catálogo. Precisamente uno de los títulos más esperados en este sentido ha sido confirmado hace apenas unos días, y es que el estudio por fin ha dado luz vez verde a una serie basada en la cinta “Willow”.

Todo apunta a que la nueva cinta basada en la atracción Space Mountain también pasará a formar parte del catálogo de Disney+. No obstante, puede que el estudio desee explotarla antes en los cines, tal y como ya hizo con las películas de “Piratas del Caribe”, cintas que, para quien no lo sepa, también están basadas en una atracción de Disneyland. De hecho, el estudio retrasó el estreno de “Jungle Cruise”, otra ficción que toma su argumento de una atracción, a 2021 con el objetivo de que primero pase por las salas de cine antes de desembarcar de forma definitiva en la plataforma de streaming.