Van Aert gana la quinta etapa del Tour y Alaphilippe pierde el maillot amarillo

Van Aert gana la quinta etapa del Tour y Alaphilippe pierde el maillot amarillo

Alaphilippe Tour

Van Aert se llevó una quinta etapa del Tour en la que Alaphilippe perdió el maillot amarillo. Foto: AFP

Vuelco en el Tour de Francia: el francés Julian Alaphilippe perdió el maillot amarillo por una sanción, en favor del británico Adam Yates, tras el final de la quinta etapa ganada al esprint por el belga Wout Van Aert, este miércoles 2 de septiembre en Privas.

Alaphilippe pasó por la línea de meta en el grupo de cabeza y al mismo tiempo que el vencedor. Desconcertado, supo rápidamente en la zona de protocolo que iba a recibir una sanción de tiempo, prevista por el reglamento por un avituallamiento no autorizado cerca de meta.

Penalizado con 20 segundos, el francés cayó en la clasificación, ahora comandada por Yates, quien hasta el momento marchaba segundo a 4 segundos.

Alaphilippe se mostró contrariado luego de conocer la sanción. «Es una decisión oficial del jurado, por lo que no puedo hacer nada», declaró a France Télévisions a pie de podio.

«Si es así, no hay problema. Mañana me levantaré y no se hable más», añadió el líder del Deceuninck. ¿Piensa en recuperar el maillot que vestía desde el final de la 2ª etapa el domingo? «Ya veremos», respondió.

«Hubiera preferido no ponerme el maillot amarillo de esta manera», reaccionó Adam Yates, que viste esta prenda por primera vez en su carrera. El británico estuvo a punto de vestirlo tras la accidentada llegada a Chalet Reynard en el Tour-2016, pero Chris Froome lo conservó por una decisión del jurado ese mismo día, luego de correr unos metros sin bicicleta en el Mont Ventoux.

Van Aert invencible

«Estaba en el bus de mi equipo cuando me han llamado para el podio», explicó el británico de la escuadra Mitchelton, quien a los 28 años cuenta con un cuarto puesto en la clasificación general de 2016 como su mejor resultado en el Tour.

Este giro imprevisto sorprendió al Tour al término de una etapa «muy larga y aburrida con un final muy nervioso», según el resumen de Alaphilippe. Con un desenlace idéntico al de la víspera, es decir, con triunfo para el conjunto Jumbo.

Todo le sale bien a la formación neerlandesa: al día después del esprint en montaña ganado por el esloveno Primoz Roglic, Van Aert fue el más fuerte en el esprint técnico y complicado disputado en las calles de Privas.

Invencible en agosto, cuando ganó la Strade Bianche y sobre todo la Milán-San Remo, el excampeón del mundo de ciclocrós no dio ninguna opción al neerlandés Cees Bol, conducido magníficamente por su equipo.

El irlandés Sam Bennett, quien se vistió con el maillot verde de la clasificación por puntos, fue tercero por delante del eslovaco Peter Sagan al final de los 183 kilómetros.

«Ahora ya tengo mi victoria de etapa», sonrió Van Aert, que el año pasado ganó una etapa, en Albi, en su debut en el Tour. «Voy a trabajar todavía más duro por mis líderes».

«Es quizá la etapa más fácil desde que soy profesional, no hubo escapada. Sabía que esta etapa podía venirme bien. Estoy contento de haber tenido esta oportunidad», añadió el belga.

Una tregua larga

El pelotón rodó durante mucho rato tranquilo después de un inicio de Tour trepidante y de una primera incursión en los Alpes. De Gap a Privas, los corredores del Tour observaron una tregua, sin ninguna escapada, un fenómeno poco habitual estos últimos años.

Para encontrar una etapa sin el menor rastro de escapada, excluyendo los desfiles del último día en los Campos Elíseos, hay que remontarse, según las estadísticas del Tour, al… siglo pasado, durante la huelga de corredores del Tour 1998 en la carretera de Aix-les-Bains.

Esta vez la carrera se animó tras cruzar el Ródano, cuando el pelotón se aproximaba a un sector con viento de costado. Pero un nuevo cambio de rumbo, con el viento de cara, hizo bajar la velocidad y permitió al ecuatoriano Richard Carapaz, distanciado un rato por un pinchazo, volver al grupo.

Lea también: Primoz Roglic se quedó con la cuarta etapa del Tour de Francia

Una aceleración brutal del equipo Ineos del colombiano Egan Bernal, vigente campeón de la ‘Grande Boucle’, a 8 kilómetros de meta probó que el final iba a ser intenso.

El jueves, la sexta etapa, de 191 kilómetros, concluye en el inédito col de la Lusette, de primera categoría, y ampliado por una subida hacia el Aigoual hasta los 1.560 metros.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AFP

No olvides compartir en >>