Una venezolana tiene un mes desaparecida en Bogotá

Una venezolana tiene un mes desaparecida en Bogotá, su familia la busca desesperadamente

Una venezolana tiene un mes desaparecida en Bogotá, su familia la busca desesperadamente. Foto: Cortesía Pulzo

La tragedia se cierne sobre la familia de Lisbeth Katiuska Araque Maldonado, que ya tiene un mes desaparecida en el vecino país Colombia, lugar al que se fue con su pareja e hija buscando un mejor futuro, pero hace un mes que no saben de ella, y su parientes ya temen lo peor.

Eduardo Sandoval, su pareja y padre de su hija, contó a un medio local que la última vez que la vio, fue el 18 de septiembre, cuando la fémina iba con su hija a su lugar de trabajo, él la acompañó y la vio partir en el taxi, desde ese momento no supo nada más de ella.

Una de las cosas que llama la atención es que la niña fue encontrada sana y salva cerca de la vivienda donde vive en el sector Suba, de la capital colombiana.

“Yo la subí, en la esquina de la casa, en un taxi con mi hija”, narró Sandoval, y contó que la mujer se dirigía hacia su lugar de trabajo, en una bodega de reciclaje (chatarrera), en la zona de Engativá.

La familia de esta venezolana oriunda del Táchira denunció la desaparición y las investigaciones se emprendieron.

El taxista que le hizo el servicio está seguro de haberla llevado a ella y a su pequeña hija a su sitio de trabajo, aunque el hombre que le daba empleo niega la versión.

“Para mí que el señor donde ella trabaja es el primer sospechoso. El taxista dijo que él la había dejado allá. Desde allí no se vuelve a saber más nada”, dijo un familiar de la joven a la sección Ojo de la Noche, de Noticias Caracol.

La semana pasada, la investigación tomó otro giro luego de que trabajadores de una empresa de servicios públicos reportaran el hallazgo de un cuerpo sin vida en una alcantarilla del barrio Garcés Navas. Según agentes, la descripción es similar a la de Lisbeth Araque.

El cadáver estaba envuelto en un plástico y amarrado de pies y manos.

En medio de trabajo investigativo por el hallazgo del cuerpo, reportado el 8 de septiembre, se observaron videos que señalan a un hombre en una carreta de reciclaje de ser quien transportó los restos.

Los análisis forenses también manifestaron que el cuerpo aparentemente presentaba signos de tortura, agregó Noticias Caracol.

“Otros videos recopilados demostrarían que ese sospechoso abandonó a la hija de Lisbeth muy cerca de una vivienda en el barrio Toscana, donde vive la joven con su pareja”.

El sospechoso ya fue capturado y, según reseñó el sitio web Alerta Bógotá, se trata del empleador de la venezolana.

En las horas de la noche de este martes 15 de septiembre fue detenido el dueño de una chatarrera ubicada en el barrio Garcés Navas de la localidad de Engativá, en el noroccidente de la capital del vecino país, señalado de la desaparición de una venezolana de 20 años, que trabajaba para él.

José Marcelino Araque Pérez, padre de la extraviada, dijo en la emisora La Cariñosa 610 AM de RCN Radio que su hija, el pasado 18 de agosto salió de su casa en Suba junto a la bebé de 15 meses de nacida rumbo al trabajo, pero desde ese momento no se supo más de ella.

A las pocas horas la niña apareció abandonada y en buen estado en un parque, y fue una señora quien la recogió y la llevó a las instalaciones de un Centro de Atención Inmediata (CAI) cercano.

La familia espera por la identificación plena del cuerpo, mientras teme lo peor.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Con información de Noticias Caracol